El sector turístico nacional tuvo un registro positivo el año pasado. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Turismo, se tuvo una derrama histórica con cerca de 21 mil millones de dólares y un crecimiento de más del 60%. situación que convierte al rubro en uno de los motores principales de la economía mexicana.

Los datos de Sectur también señalan el arribo de un total de 39 millones de turistas provenientes de otros países durante 2017, prueba irrefutable de la gran relevancia que tiene el binomio turismo-transportación aérea.

Por su parte, en la última década la industria aeroespacial ha sostenido un crecimiento anual del 17.2%, con más de 287 empresas y organismos de apoyo los cuales gozan del reconocimiento internacional de entidades globales tales como NADCAP, National Aerospace and Defense Contractors Accreditation Program, de la mano de acreditaciones del calibre de AS9100, única normativa común para la gestión de calidad y riesgo en el sector.

Estos datos confirman la importancia del sector aeronáutico para el turismo, que va más allá de una reserva o compra de tickets de vuelo. El desarrollo de nuevas políticas, así como de la tecnología en todo lo relacionado al servicio prestado en los aeropuertos y por parte de las aerolíneas vía sus plataformas web, magnifican la competitividad dentro del sector; lo que a su vez coadyuva a la creación de nuevas frecuencias aéreas, a nuevas demandas por aquellos lugares considerados no tradicionales y también por los habituales, detonando en más destinos de placer y de negocios.

La industria aeronáutica en México sí ha experimentado grandes avances y si bien no es aún del todo competitiva frente a otros gigantes, como el mercado asiático o el estadounidense, sea por antigüedad o por mejores aeronaves, sí ha probado su trascendencia a nivel mundial, inclusive con la maquila de piezas, mismas que son materia de exportación.

Tan solo la Secretaría de Economía en 2013 tuvo un registro de exportaciones del sector aeroespacial mexicano por 5 mil 463 millones de dólares y, para su Programa Estratégico de la Industria Aeroespacial 2010-2020, se proyectan registros que alcancen los 12 mil 267 millones de dólares en exportaciones y la creación de al menos 110,000 empleos directos dentro del sector para 2021.

Ahora bien, la Industria de Reuniones no es ajena a este crecimiento, por lo cual ya dispone de eventos especializados en aeronáutica; ejemplo de ello: AeroExpo, que reúne a más de 6,200 profesionales del sector aeroespacial, con 150 expositores y con la visita de alrededor de 3,200 personas de todas partes del mundo, aglomerados en un piso de exposición de 35,000 m2.

Otros ejemplos dignos de cita son el Expo-Congreso Internacional de Aviación en donde se tiene la participación de 35 naciones (120 expositores, 505 empresas del sector, 48 escuelas de aviación), Aerospace Meetings Querétaro (300 empresas del sector provenientes de 15 países, 1,200 visitantes), Exposición para Tecnología, Manufactura y Soluciones ETMS (más de 10,000 visitantes de sectores aeroespacial, automotriz, manufactura, metalmecánica, máquinas y herramienta), Congreso Internacional de Seguridad Aérea (1,100 asistentes enfocados en materia de seguridad aérea, privada, comercial y militar).

Estos eventos se realizan en espacios abiertos y techados: hangares, instalaciones militares, hoteles y centros de convenciones, la gama de posibilidades es amplia y satisfactoria, mostrando al mundo la infraestructura con la que México dispone para dar cabida a esta singular clase de encuentros. Además, son orquestados por experimentados PCOs y Meeting Planners que, de la mano de profesionales del sector aeronáutico del país (México registra el mayor número de egresados en Aeronáutica en todo el continente), acondicionan al mercado nacional de cielos abiertos para enfrentar turbulencias externas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here