Las Revoluciones Industriales han sido los detonadores que han contribuido al crecimiento y desarrollo de la humanidad; desde el siglo XVIII con la invención de la máquina de vapor se creó la producción mecánica dando inicio a la primera revolución industrial. Años más tarde con el uso de la electricidad vino la producción en masa y para la década de 1960 en el siglo XX llegó la automatización y las tecnologías de la información marcando así, la segunda y tercera revolución respectivamente.

Hoy a casi dos décadas del nuevo milenio, estamos viviendo la cuarta revolución que incluye: el Internet de las cosas, la robótica, la coordinación digital, la nube, la realidad virtual, la tecnología de blockchain y la inteligencia artificial. Su auge ha repercutido en casi todos los sectores económicos del mundo, incluido, el turismo.

Por eso para la celebración anual del Día Mundial del Turismo, le dedica este 27 de septiembre al tema de la transformación digital y cómo ésta ha repercutido en la industria sin chimeneas contribuyendo a ser más eficientes, más inclusivos, más seguros y más sostenibles los procesos de este sector.

Para muestra solo basta ver, por ejemplo, la manera en cómo nos transportamos tanto por tierra, aire o agua; ya que gracias a estas aportaciones tecnológicas los servicios se han vuelto más baratos y rápidos, permitiéndonos estar mejor conectados y reduciendo notablemente nuestra huella de carbono al dejar de emitir, por ejemplo, tickets, los cuales hoy en buena parte son sustituidos por los dispositivos móviles.

La tecnología de blockchain (o cadenas en bloque) hacen posibles registros y transacciones de una manera más segura, permanente y verificable. La Inteligencia artificial tiene diversas aplicaciones como los chatbots para responder en tiempo y forma inquietudes o solicitudes; mientras que el internet de las cosas nos permite abastecer y tener información a la mano.

De acuerdo a la Organización Mundial del Turismo, los beneficios alcanzados entre 2016 y 2025 por la digitalización en el sector puede crear un valor para éste de 305 mil millones de dólares gracias a que es mucho más rentable. Los beneficios para clientes y la sociedad en general gracias a la reducción en tiempo, seguridad, y disminución de la huella ambiental representan un valor estimado de 700 mil millones de dólares.

Y aunque esta automatización y digitalización han significado un desplazamiento de los empleos actuales, se proyecta que se creen más empleos calificados tanto para dentro de la industria del turismo, como para los sectores relacionados. Trabajos que demandarán habilidades y técnicas avanzadas para implementar las iniciativas inteligentes.

Es decir, cambiará la naturaleza de algunos trabajos y eliminará otros, sin embargo se generarán nuevas oportunidades de empleo que podrían superar la automatización de los roles que ya existen. Además empresas emergentes o las Pymes podrán ir asumiendo un papel más relevante en el desarrollo de las fuentes de empleo en el Turismo, sabiendo que su propia naturaleza basada en la tecnología y en el espíritu empresarial podrán permitírselos.

Visto desde esa perspectiva la cuarta revolución industrial, no significa más que ventajas para este sector que emplea a 1 de cada 10 personas en el mundo. Vale la pena recordar que el turismo además siempre ha sido precursor de la implementación de estos avances trayendo consigo por ejemplo el registro online de vuelos y reservaciones de hotel.

El Turismo entonces ante este escenario se ha vuelto tanto protagonista, como testigo de la Re- evolución que está trayendo consigo la tecnología y la digitalización, un entorno que promete seguir cambiando la manera en cómo experimentamos un viaje, una compra o llevamos a cabo un simple intercambio de información.

Finalmente, se debe mencionar que para esta celebración del Día Mundial de Turismo la OMT invita a toda la cadena de valor a sumarse a este festejo reconociendo el valor de la tecnología y motivando a involucrarse en ella, siendo conscientes de sus alcances y beneficios.

Además la OMT lanzó en junio el proyecto de Globalia, la primera competencia para startups de turismo para presentar sus proyectos para este sector. Los resultados de esta iniciativa se darán a conocer durante la celebración del Día Mundial del Turismo en Budapest, Hungría.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here