Con la creación de la Unidad de Innovación y Promoción, se ha dado a conocer que tanto ProMéxico como el Inadem, desaparecerán en la administración del Presidente López Obrador. Así lo ha dado a conocer la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez.

A este respecto expuso que tanto organismo que promueve las exportaciones, la atracción de inversión extranjera directa y la internacionalización de las empresas mexicanas, como el organismo para apoyar a los emprendedores y a las micro, pequeñas y medianas empresas no seguirán adelante.

Graciela Márquez. titular de la Secretaría de Economía.

Y aunque tanto la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) formuló al Congreso de la Unión un incremento al presupuesto para ProMéxico de 908.8 millones de pesos en 2019 (un 14 % más interanual).

Graciela Márquez, encargada de la Secretaría de Economía, confirmó la desaparición de ambos organismos, por una Unidad de Innovación y Promoción, la cual hará las funciones de los dos organismos hoy disueltos.

Y es que si bien la secretaria Márquez destacó que la cancelación de los trabajos de ProMéxico y el Inadem requieren de procesos distintos y diferentes, puesto que el primero es un fideicomiso y el segundo un organismo público desconcentrado.

Para 2019, a ProMéxico se le habría designando una partida de 10.7 millones de pesos en el rubro de Función pública y buen gobierno, así como de 56.1 millones de pesos en la denominación de Servicios de apoyo administrativo en desarrollo económico,  lo que representó bajas interanuales de 13 y 17.7 %, respectivamente.

ProMéxico.

Asimismo, la Secretaria de Economía subrayó que una vez que dejen de funcionar ProMéxico y el Inadem, se hará un ajuste presupuestario y los recursos restantes que les fueron asignados pasarán a la Secretaría de Economía.

Por lo que con 46 Oficinas de Representación de ProMéxico en el Exterior, en ciudades como Washington, Tokio, Frankfurt y Melbourne. En su momento, a este organismo se le aprobó también un presupuesto de 678 millones de pesos bajo el concepto de libre comercio con el exterior e inversión extranjera, así como 164 millones de pesos a Proyectos estratégicos para la atracción de inversión extranjera (en donde se encontraba la atracción de eventos internacionales en el sector de Industria de Reuniones).

Esperamos y confiamos, que dicha medida vaya apoyada también de mecanismos tangibles no solo para prever un posible desaliento o estancamiento de inversionistas o empresarios mexicanos, sino que se hagan llegar mensajes favorables y alentadores a los mercados internacionales que ya invertían, que buscaban seguir invirtiendo en el país y la Industria de Reuniones, o que pensaban invertir en el país, para que estos capitales no los veamos pasar de largo en nuestro país.