Con más de 35 años de experiencia en la organización de eventos, Yadyra Simón Rojas ha sido pieza clave del desarrollo del sector dentro de la región centroamericana. Ha presidido importantes organismos e instituciones en su país, como la Asociación Costarricense de Profesionales de Turismo, ACOPROT, instancia en la cual generó los vínculos entre las diferentes cámaras y asociaciones gremiales de su nación.

A su exitosa trayectoria profesional, se suma su accionar en el Departamento de Servicios Turísticos y en la Sección de Congresos y Convenciones del Instituto Costarricense de Turismo, verificando toda solicitud y petición de meeting planners y PCOs. Asimismo, fungió como Directora Ejecutiva de EXPOTUR-Costa Rica, la feria comercial de turismo de mayor importancia en país tico.

Hoy, ocupa el cargo de Presidenta en la Asociación de Profesionales y Empresarios Organizadores de Congresos, Ferias y Eventos de Costa Rica, APROCON, y es CEO de Simón Congresos y Convenciones, empresa dedicada a diferentes áreas vinculadas a la Industria de Reuniones, desde servicios logísticos en la organización de eventos hasta la planeación y ejecución de campañas publicitarias de los mismos.

En el mes de la mujer, Yadyra Simón nos comparte la visión que tiene de su género dentro de la Industria de Reuniones.

¿Qué tanto ha influenciado la mujer en el desarrollo de la Industria de Reuniones?

La mujer ha jugado un papel preponderante dentro de la Industria de Reuniones. Podría asegurar que desde hace más de 30 años, un porcentaje muy alto en lo que refiere a la organización de grandes eventos, ha estado en nuestras manos.  La mujer tiene cualidades organizativas per se: la gran habilidad de colocar las piezas de un evento en el orden correcto y de llevar adelante la responsabilidad de organizarlo.

¿Qué espacios consideras, ha logrado la mujer en la Industria de Reuniones para su desarrollo y profesionalización en la industria?

La mujer ha logrado escalar en esta industria por su misma cualidad organizativa. Sabe aprovechar los espacios para capacitarse y estar al día. Procura visualizar las oportunidades; sin embargo, a pesar de que muchas veces maneja un bajo perfil, considero que es muy  intuitiva, pues sabe resolver y no se ahoga en un vaso de agua.  Busca la manera de improvisar cuando es necesario, para salir avante de cualquier situación o problema que llegue a presentarse.

¿Hay machismo actualmente en la industria? ¿Qué características tiene dentro del sector y hacia las mujeres y a qué te has enfrentado en este aspecto?

Definitivamente, el machismo sí existe en la industria pero más específicamente en las relaciones que implica nuestra actividad. Por lo general, la mujer tiene que lidiar con muchos hombres y es ahí en donde podemos presenciar esa actitud machista.

Personalmente, me he encontrado en situaciones donde se me ha hecho a un lado para no opacar la imagen de esa persona que desea sobresalir. La opinión como organizadora y experta, ante ciertos gremios, no es tomada en cuenta porque existen los “sabelotodo”, y es más importante su ignorante opinión que la del experto.

He de aclarar que entre los organizadores no he sentido tal actitud machista tan marcada, pero sí de competencia, como es normal.

Hoy, se ven y se conoce un mayor número de mujeres líderes dentro de la industria ¿Qué figuras femeninas dentro de la industria, ya sea en América Latina o en otras regiones del mundo, te han marcado o son las que más admiras actualmente?

Desde mis inicios como organizadora, en la década de los 80´s, por lo menos en Costa Rica hemos sido varias mujeres desempeñándonos como OPCs, llevando la responsabilidad de organizar eventos medianos y grandes.

Tengo en mi memoria a una persona admirable por su tenacidad y esfuerzo, quien a pesar de la situación política y de momentos muy difíciles vividos en su país, ha logrado permanecer en la Industria de Reuniones, destacándose como una gran OPC, y hablo de Sofía Aristizabal Duque, Directora General de Comunicaciones Efectivas, empresa colombiana para la gestión de eventos. Mis respetos, porque no fue fácil.

¿Cuáles consideras son los retos para la mujer en la Industria de Reuniones de hoy?

Actualmente, la mujer enfrenta retos como mantener los valores éticos y lo hace de un modo firme y honesto, enfrentándose a la competencia de tal manera que le va a permitir permanecer en el tiempo.  Hoy todo es  diferente a como cuando me iniciaba en este sector. Además, la mujer en la Industria de las Reuniones debe actualizarse, debe profesionalizarse y no puede quedarse anquilosada. Debe unirse a los jóvenes que manejan la creatividad y el entusiasmo de hacer cosas innovadoras que permitan que sus eventos queden en el mejor lugar para satisfacción de su cliente.

También considero que la mujer debe ser más activa en la industria para que con su aporte y buenas ideas, pueda representar exitosamente a las organizaciones.

¿Faltan más mujeres en la presidencia de las grandes asociaciones o falta abrir un poco más los criterios de estas hacia las mujeres?

Por los motivos que mencioné anteriormente y porque actualmente las mujeres tienen muchas más responsabilidades (no solo el trabajo de un OPC, sino también la responsabilidad familiar que prevalecen sobre cualquier otra cosa). Primordialmente a eso se debe, no muchas mujeres toman puestos en las presidencias de las asociaciones.

Tener la presidencia de una asociación implica un reto profesional y personal de mucha responsabilidad y dedicación. Si hablamos de abrir los criterios, considero que habría que reforzar el del empoderamiento de cada una, porque el hecho de tener la habilidad organizativa le permite perfectamente llevar adelante una organización.

¿Hacia dónde debe enfocarse el papel de la mujer hoy en la Industria de Reuniones, con miras en el próximo lustro?

El papel de la mujer en la Industria de Reuniones de hoy, con proyección a los próximos cinco años, debe ser de perseverancia, de actualización y de profesionalización, con las mejores relaciones en el sector y con las distintas organizaciones que se mantienen en contacto. Es muy importante estar actualizada con lo que pasa en el país y en el mundo.

Por supuesto, considero relevante participar en distintas actividades, como son las redes sociales, y manejar las relaciones públicas que permiten posicionarse en el medio y lograr mejores negociaciones en la captación de más eventos, tomando en cuenta que estos van realizándose cada dos o cinco años.