Sin duda el éxito, la determinación pero sobre todo la inspiración son elementos de valor de esta extraordinaria profesional de la Industria de Reuniones de Latinoamérica, pero sobre todo del Salvador, Presidenta de uno de los recintos multiusos más importantes de la región, Cecibel Lau, nos habla de su experiencia como mujer y profesional exitosa, en la Industria de Reuniones, donde su determinación, ha erradicado falsos ideales de liderazgo femenino, que van más allá de la timidez y factores emocionales.

¿Qué tanto ha influenciado la mujer en el desarrollo de la Industria de Reuniones?

Las mujeres nos hemos adaptado a una de las industrias más demandantes del momento gracias a la naturaleza tan dinámica y cambiante de esta, permitiéndonos crear nuevas áreas y campos de conocimiento en los que podemos empezar desde cero, con igualdad de oportunidades. Hemos aprovechado esta economía basada en el conocimiento para cambiar el enfoque en materia de ferias y reuniones pasando de entenderlas como un subsector del turismo, a un factor esencial en la estrategia de desarrollo económico.

Nuestro trabajo a lo largo de los años ha permitido demostrar lo que las mujeres somos capaces, el profesionalismo y trabajo en los detalles, e lo que hace importante influenciar de gran manera esta industria, que dicho sea de paso, le hemos dado un plus de vanguardismo.

¿Qué espacios consideras, ha logrado la mujer en la Industria de Reuniones para su desarrollo y profesionalización en la industria?

Estamos viviendo en una era “empujada” por el acceso a la información y el establecimiento de nuevas políticas que reduzcan la desigualdad laboral. Esto ha permitido no solo que haya más mujeres no solo organizando eventos, empresarias, hoteleras, sino también en puestos de relevancia en la Industria de Reuniones como directoras de recintos, presidentas de asociaciones y funcionarias públicas con alta incidencia en las decisiones del país y organismos mundiales de la industria.

Mi gestión es el ejemplo perfecto de ello y que con mucha humildad comparto, que por primera vez, desde su fundación, hay una mujer al frente de la presidencia del Centro Internacional de Ferias y Convenciones de El Salvador (CIFCO). La participación femenina dentro de nuestra institución es parte vital de su engranaje y nos ha permitido posicionarnos como el recinto más grande y funcional de Centroamérica.

¿Hay machismo actualmente en la industria? ¿Qué características tiene dentro del sector y hacia las mujeres y a qué te has enfrentado al respecto?

La naturaleza de la industria hace que sea más difícil para una mujer obtener un puesto directivo; lastimosamente el ajetreo puede llegar a tener un costo familiar altísimo si no se logran compatibilizar las responsabilidades al asumir un cargo de esta índole. Este es uno de los principales desafíos al que nos enfrentamos las mujeres allá afuera, sacrificar nuestro crecimiento profesional por el cuidado de la familia.

Evidentemente los tiempos han cambiado y ahora vemos que los hombres se están involucrando más en la vida y crianza de los hijos, tal y como tuvo que haber sido siempre, permitiendo cerrar la brecha de desigualdad.

A nivel personal desde mi llegada a CIFCO, la experiencia que he tenido como mujer al frente de esta institución ha sido muy gratificante, de mucho reconocimiento al trabajo realizado junto a todo mi equipo, lo cual ha permitido participar en organismos de dirección de las asociaciones internacionales como UFI, AFIDA y ACCCLATAM.

Hoy, se ven y se conoce un mayor número de mujeres líderes dentro de la industria. ¿Qué figuras femeninas dentro de la industria ya sea en América Latina o en otras regiones del mundo, te han marcado o son las que más admiras actualmente?

Mi camino ha estado marcado por muchas mujeres, todas ellas excepcionales y dignas de admiración. Con mi trabajo he tratado de honrar la pasión que veo en todas con las que he trabajado, debo confesar que ellas me han hecho crecer personal y profesionalmente y han abonado directamente al éxito compartido que todos celebramos hoy en CIFCO.

Sin embargo, no quiero perder la oportunidad para mostrar mi más grande respeto hacia  mi colega guatemalteca Allison Batres, quien por más de 20 años de trayectoria dentro de la industria de reuniones ha logrado inspirar y mover con ideas innovadoras el gran engranaje de nuestra región.

Su pasión la ha llevado hasta la presidencia de la Federación de Entidades Organizadoras de Congresos y Afines de América Latina (COCAL) de 2014 a 2016 y la ha nombrado una pieza clave dentro de la Industria.

Allison solo es una de las miles de mujeres que día a día trabajamos duro para mover uno de los principales motores del desarrollo del turismo en nuestros países. Desde cada trinchera procuramos traer beneficios económicos y oportunidades de compartir conocimiento y contactos que aumenten el desarrollo intelectual y la cooperación regional.

Inspirar para incidir.

¿Cuáles consideras son los retos actualmente de la mujer en la Industria de Reuniones?

El principal reto es inspirar para incidir. Sobre nuestras espaldas recae la gran responsabilidad de abrir nuevas puertas y proponer políticas que beneficien a más mujeres que tengan el deseo de superación.  Abriendo caminos, es como podemos contar con mayor participación de las mujeres en nuestras instituciones u organización, sumando rentabilidad y asegurando mejores resultados.

Una de las cosas que más he disfrutado durante mi carrera, ha sido que a diario soy testigo de experiencias motivadoras y edificantes que concluyen en la satisfacción de trazar horizontes llenos de esperanza e igualdad para las nuevas generaciones.

¿Faltan más mujeres en la presidencia de las grandes asociaciones o falta abrir un poco más los criterios de estas, hacia las mujeres?

Las mujeres conforman una parte esencial de cualquier empresa, ya no digamos de los cargos directivos o las presidencias de las grandes asociaciones, pero esto no va a suceder como por arte de magia. Somos los responsables de erradicar los viejos ideales que aún existen sobre el liderazgo eficaz, creyendo que las mujeres somos líderes más emocionales o más tímidas.

Nuestras asociaciones necesitan diversidad e impulso laboral que se vea reflejado en la ampliación del espectro innovador y competitivo de los equipos de trabajo, necesitan aumentar la productividad y la efectividad, necesitan MERITOCRACIA.

Las mujeres no tenemos que imitar a nuestros compañeros hombres para llegar a ser líderes exitosas, necesitamos trabajar a su lado como iguales, porque el liderazgo no tiene género.

¿Hacia dónde debe enfocarse el papel de la mujer hoy, en la Industria de Reuniones con miras en los próximos años?

Considero que estamos viviendo una época privilegiada en el camino seguro hacia el crecimiento y el desarrollo con la innovación y las alianzas estratégicas. Estas han sido algunas de las claves durante mi gestión al frente de CIFCO, entender que ningún recinto o destino sería capaz de sostener su crecimiento basándose solo en su operación; hacen falta alianzas y nuevas formas de mover el negocio.

La Industria de Reuniones continúa punteando como la palanca que impulsa la imagen de nuestros países, potenciando la actividad turística y reforzando la competitividad. Somos catalizadores en el crecimiento de las economías y por lo tanto, debemos apostarle a lo nuevo y a la sinergia entre sectores.

En nuestro país por ejemplo, ha quedado claro que el trabajo conjunto entre el sector público y el privado moldea el éxito natural y nos hace destacar internacionalmente. Todo esto basándonos en el hecho de que perseguimos el mismo objetivo: abonar al desarrollo y posicionarnos internacionalmente como un destino atractivo para turistas e inversores.