Pararse frente una audiencia pequeña o grande no es algo sencillo, sobre todo cuando de tu presentación depende ganar un evento. Sin duda, los nervios se apoderan de ti porque sabes que puedes perder todo lo que has trabajado. Relájate y mejor prepara una estrategia para estar frente al público de manera profesional. Aquí te damos algunas recomendaciones.

La investigación

Conoces el tema, sin duda lo repasaste 100 veces, sin embargo, es importante que conozcas quién será tu público. Eso te ayudará a saber el lenguaje que debes utilizar, la forma de dirigirte a ellos y hasta la manera de vestir. La investigación también radica en conocer de la empresa o asociación información cualitativa y cuantitativa, te será de utilidad y te sentirás más seguro de lo que hables.

El diseño

Cuando vamos a presentar un proyecto o simplemente hablar de nuestra empresa para una licitación debemos de llevar una serie de slides que ya se han convertido en una tradición. Pero, así como todo ha tenido cambios, también las presentaciones en el tradicional PowerPoint deben hacerlo. Y no estoy diciendo que no puedas apoyarte en sus diseños sino tienes a un experto que te pueda ayudar, pero trata de hacerla visual incluyendo fotografías, íconos, gráficas, numeralia, etc. Existen muy buenas herramientas con las que te puedes apoyar como Prezid, Keynote, Google Slide, entre otras. La regla es: más imagen, menos palabras.

Los detalles

Es normal que llevemos nuestra computadora personal para transmitir la presentación, sin embargo, no olvides revisar que todos tus archivos y grupos de chats estén cerrados. Asegúrate de que la información que pueda comprometer a la empresa o asuntos personales no estén a la vista. Tan solo crea una carpeta con los archivos que puedas necesitar y cuidado con el salva pantallas que pudiera hablar más de la cuenta, lo que resultaría incómodo tanto para ti, como para todos los presentes.

El mensaje

Es muy importante que tengas muy claros los objetivos de la presentación. Te recomiendo que los dividas en tres: Uno, la entrada, en donde vas a mostrar la información de quién eres, qué haces y tus fortalezas. Dos, el cuerpo, donde irá el mensaje medular y 3, incluirás aspectos que apoyen lo que dijiste en tu mensaje central. Trata de cerrar con una foto, video o mensaje que toque fibras sensibles. Tu público se irá con una sensación grata y te recordará.

No olvides iniciar con seguridad y no memorizar, eso solo hará que te veas acartonado, solo ten en cuenta algunas palabras clave que te ayudarán a darle continuidad y fluidez a tu mensaje, sin duda sentirás a tu audiencia más relajada.

La seguridad

Es un hecho que si conoces a fondo tu presentación ya tienes más de la mitad del éxito, sin embargo, otro aspecto que hay que tener en cuenta es la seguridad que trasmitas. Se debe tomar en cuanta hacia dónde fijas la mirada cuando estás exponiendo. Algunos expertos mencionan que debes ver un punto, el problema es que nunca podrás observar la cara de tu audiencia y no conocerás sus expresiones, las cuales te pueden guiar a lo largo de la exposición.

Otro punto a considerar es la voz, no grites, pero tampoco hables para ti mismo. Coloca la voz de una manera clara y fuerte, trata de que puedas sacarla desde el abdomen para que no te escuches hiperventilado en algún momento.

Si la presentación la vas a hacer junto con otra persona, pónganse de acuerdo en quién va a decir qué. Alguna vez estuve en una exposición que parecía más un infomercial actuado, lo que sucedió es que nadie ponía atención al mensaje central por la risa que a todos provocó.

Y por último y más importante, revísala perfectamente, las faltas ortográficas son injustificables.