Acapulco es por tradición un destino más que obligado si se extranjero o nativo, tanto por sus playas, como por su comida, como por su gente; y gracias a ello, a lo largo de los años se ha venido reinventando a fin de convertirse en uno de los lugares turísticos más emblemáticos de la nación azteca.

Esta constante necesidad de innovarse lo ha llevado a erigirse como uno de los destinos de playa preferidos gracias a sus infraestructuras de primer nivel entre hoteles, desarrollos de recintos, restaurantes, conexiones terrestres y aéreas, además de servicios especializados para distintos segmentos, incluido el de los eventos; de ahí que no sea coincidencia que haya sido el lugar que vio nacer a la máxima feria de turismo de la nación: El Tianguis Turístico.

De hecho en la pasada edición de este foro, se dio a conocer un nuevo micro destino turístico que promete impulsar la industria sin chimeneas en esa región del estado de Guerrero: Riviera Diamante Acapulco. Ello gracias a la integración de ocho micro destinos que con sus atractivos, diversidad, características y ventajas permitirá que Acapulco pueda ser disfrutado mejor por sus diferente públicos.

Atardecer en Acapulco (Foto Vía: Visit México)

Este corredor turístico comprende 30 kilómetros de largo desde la Carretera escénica hasta Barra Vieja, de acuerdo con la Asociación Civil Riviera Diamante Acapulco AC que esta compuesta por 25 hoteleros y restauranteros. Dicha iniciativa va de la mano con los gobiernos del estado, municipal, y de los organismos y grupos acapulqueños busca trabajar en equipo con un fin común: mostrar lo mejor de Acapulco. Así, en conjunto proyectarán y promocionarán sus ventajas competitivas como destino turístico y de eventos.

30 Kilómetros comprede Riviera Diamante Acapulco

 

¿Qué quiere que recuerdes Riviera Diamante Acapulco? 

Si hablamos de conectividad aérea, el Aeropuerto Internacional de Acapulco hizo una notable inversión de casi 600 millones de pesos para mejorar su capacidad y su imagen para que de esa forma pueda recibir hasta 1.3 millones de pasajeros. Actualmente las principales aerolíneas mexicanas llegan al destino desde Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Tijuana, Toluca, Querétaro y Durango; pero también desde otros puntos de origen como: Los Ángeles, Houston, Montreal y Toronto. Mientras que la comunicación por tierra está dada por la afamada carretera del Sol que conecta con la Ciudad de México, Toluca y Puebla-Tlaxcala.

Acapulco por otro lado, ha sido escenario y hogar de varias cadenas hoteleras que han venido sumando espacios de alojamiento al destino; su oferta incluye marcas como Las Brisas, Camino Real, Mayan Palace, Banyan Tree, Pierre Marques, El Encanto, y Holiday Inn, pero además su oferta es tan vasta y variada que puede ajustarse a todo tipo de bolsillos y economías.

Como parte de su infraestructura también ha desarrollado complejos para eventos como Expo Mundo Imperial, un espacio que se destaca no solo por sus 32 mil metros cuadrados, sino porque goza de una cercanía envidiable con el Aeropuerto Internacional de Acapulco y porque también como parte de sus instalaciones cuenta con 800 habitaciones; productos y servicios integrados que facilita el turismo convencional y por supuesto el de reuniones.

En esa línea, el concepto de Riviera Diamante Acapulco ha dispuesto implementar un Buró de Hospitalidad, para que en conjunto con la Dirección General de Turismo de Reuniones pueda gestionar los apoyos necesarios para la captación de eventos y la atención de sus asistentes. Esta nueva entidad también se dio a conocer en el marco del pasado Tianguis Turístico en Acapulco.

El Buró de Hospitalidad será el ente encargado de facilitar la realización de eventos en el destino

Dichos apoyos se traducen en tarifas especiales y descuentos con aerolíneas, operación de logística y apoyo vial, promoción en medios electrónicos, enlace con la oferta turística y con otras oficinas de gobierno, por mencionar algunas. Todas estas ventajas buscarán facilitar la planeación y ejecución reuniones y eventos.

Como parte de los esfuerzos de la iniciativa Riviera Diamante Acapulco también se buscan resaltar las mejoras que ha tenido el destino para beneficio de sus habitantes, así como para los turistas y visitantes, como: mejoras en la pavimentación, alumbrado y seguridad en el Boulevard de la Naciones y las Palmas, mejoras urbanas en la zona de Expo Imperial, el Aeropuerto Internacional de Acapulco, y en las zonas de Tres Vidas y Barra Vieja, así como en puntos turísticos como la Quebrada y la Roqueta.

Con todo ello, el destino que ahora se comprende como Riviera Diamante Acapulco quiere estar más cerca de los mercados emisores, generar un balance positivos entre calidad y precio, incrementar audiencias satisfechas, al disponer de una amplia gama de servicios calificados para grupos y su buró de hospitalidad.

De forma adjunta esta iniciativa sobre el destino a través del proyecto “Eventos con Corazón” ayudará a programas de desarrollo para las personas que más lo necesitan y en donde los asistentes generosamente podrán participar en proyectos de la Cruz Roja y ludotecas.

Riviera Diamante Acapulco, es un impulso que hará que más que de uno vuelva a enamorarse del emblemático destino que siempre ha sido Acapulco, con una nueva organización y empuje que le ha permitido reinventarse para goce de sus visitantes. Agustín Lara se inspiró en 1946 en este destino sin temor a equivocarse, y hoy legado está más que claro con esta iniciativa, así que “Acuérdate de Acapulco …”

También lee: Tianguis, el índice del Turismo en México