Con una trayectoria de 30 años y una pasión que apabulla a cualquiera, Thelma García se ha colocado como una de las mujeres más reconocidas de la Industria de Reuniones en México, sobre todo en el ámbito de los recintos. Tras haber trabajado para uno de los centros de convenciones más relevantes del país por 17 años: Expo Guadalajara, hoy Thelma se suma al equipo del Centro Internacional de Congresos de Yucatán, un destino que actualmente está pujando en el sector.

Para Thelma García haber sido convocada para liderar el equipo comercial del Centro Internacional de Congresos de Yucatán ha sido muy grato, pues espera apoyar y compartir su expertise para hacer crecer el recinto y contribuir también al desarrollo del destino, eso sí con un humilde sentimiento de seguir superándose y aprender tanto en el ámbito profesional, como en el personal.

Tener muy claras las fortalezas de lo que vas a vender son parte de la base que Thelma tiene presente para comercializar, y en ese sentido el complejo para eventos de Mérida cuenta con muchas atribuciones que, desde la perspectiva de Thelma, lo harán atractivo para los potenciales compradores como que prácticamente es un recinto nuevo (con dos años de existencia), que está centrado en una área donde yace una parte de la proveeduría hotelera y de servicios y que posee una tecnología envidiable sobre todo en tema energético y que incluso nació siendo un Centro de Congresos con el distintivo LEED.

“El recinto de Yucatán nace desde el proyecto con esta parte LEED, con toda la parte de la energía, me quedé impresionada con todas las formas de la construcción. El recinto está maravilloso, me parece que muy apropiado para la ciudad, ya que el destino tiene un millón de habitantes y creo que 10,000m2 son muy apropiados porque no se trata tampoco de crear elefantes blancos. La ubicación en la que está fue una parte creativa porque inmediatamente tienes este distrito de hoteles y servicios alrededor que son parte de la cadena de valor y son factores para muchos organizadores”

Aunque para lo que resta de este 2019, el recinto espera contar con diversos eventos entre los que se destaca el XXII Congreso Internacional de AMPROFEC, así como la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, ambos en septiembre. Thelma trabajará arduamente con su nuevo equipo para 2020 y 2021 a fin de continuar con la exitosa racha de atracción de eventos, confiando plenamente en que debe aprovecharse el buen momento que atraviesa el destino, como en lo hiciera su antigua casa.

“…Creo que hoy en día Yucatán está muy pujante, está muy fuerte, Mérida. ‘Estamos de moda’ es nuestro ‘momentum’ tenemos que ser muy fuertes para unirnos y aprovecharlo, y creo que es lo que hizo Guadalajara, aprovechó todas esas fortalezas y por eso hoy Expo Guadalajara sigue siendo una ciudad y un recinto ejemplo para muchas cosas…”

Aunque por seis años Thelma estuvo alejada del ámbito “recintero” ella sabía que su felicidad y su pasión estaba en los recintos, por lo que el regresar a este ámbito como líder comercial del más nuevo centro de congresos de Yucatán, la llena de gran alegría y confía, que así como sucediera con el recinto con el que trabajo 17 años en Guadalajara, lo mismo suceda ahora en Yucatán.

“Curiosamente cuando llegué a Expo Guadalajara, la expo tenía dos años, cuando llegué a Querétaro también tenía dos años y ahora que llego a Yucatán llego con un recinto nuevo, entonces durante esos años me tocaron las tres expansiones y vi la evolución de un recinto, pero no nada más eso, sino la evolución de la infraestructura hotelera…”

Dejar sus raíces, cambiando la torta ahogada, por la cochinita pibil, y cambiando el tequila por el xtabentún, ha sido difícil, pero Thelma se caracteriza por ser una mujer arriesgada y tenaz. Hoy se siente muy comprometida con este nuevo desafío y con las personas que están confiando en su liderazgo.

Tal parece que Thelma García está viviendo una especie de dejavú, pues como sucediera cuando empezó su carrera profesional hace tres décadas, estará colaborando con un recinto que tiene toda una vida por delante y con una proyección prometedora. Seguramente, entonces, a través de esta nueva etapa verá también cómo evoluciona Yucatán, como lo hizo en su momento su natal Jalisco.