En años recientes, la marca Belmond se ha posicionado como una de las cadenas hoteleras de lujo de mayor prestigio, pues además de la oferta de hospedaje de alto nivel también poseen trenes turísticos, cruceros fluviales y restaurantes en los mejores destinos para la actividad turística alrededor del planeta.

Su presencia internacional se extiende por 21 países, con más de treinta propiedades en las principales ciudades del mundo, siendo Europa el continente que alberga más unidades Belmond y en donde específicamente se encuentra unas de las joyas de la corona: Belmond Grand Hotel Europe, construcción inmersa en la histórica San Petesburgo en Rusia.

Se trata del lugar de encuentro más elegante de la metrópoli, enclavado en el corazón cultural de la ciudad, propiedad que durante más de un siglo ha enamorado a la alta sociedad rusa y a toda persona que le visita, con su relumbrante mármol, sus elevados techos de estuco dorado, sus majestuosos vitrales y la intangible pero legendaria hospitalidad rusa.

Anna Lyapakina, Directora MICE para Belmond Grand Hotel Europe, habla más a detalle sobre lo característico de este hotel en cuanto al segmento de reuniones; así también de lo que el destino ofrece al viajero de placer y de negocios.

 

¿Qué es lo que el destino ofrece para grupos?

En primera instancia, hablamos de un destino que realmente no se encuentra tan lejos para ser visitado. Solamente se necesita de una conexión aérea desde cualquier ciudad para llegar a San Petesburgo y solo son dos horas de travesía, así que se puede utilizar cualquier aerolínea grande como Lufthansa, Aroméxico o Air France, todas ellas van a San Petesburgo.

Cuando los grupos de negocio viajan a Rusia, estos visitan Moscú y San Petesburgo, porque son las dos ciudades más grandes y cosmopolitas en la nación. Moscú, por una parte, es la capital y es una inmensa mezcla de negocios, de restaurantes de alto nivel, de innumerables sitios de interés; y San Petesburgo es la capital cultural, el mix de una ciudad europea para recorrer ampliamente, como París, Venecia o Ámsterdam. Se tiene la sensación de que son dos ciudades totalmente diferentes una de otra.

El viaje perfecto a Rusia yo lo compondría de 2 noches en Moscú y tres noches en San Petesburgo, y nuestro hotel está en esta última ciudad. Belmond Grand Hotel Europe fue el primer 5 estrellas en Rusia, tiene más de 140 años de historia, es una propiedad icónica, mucha gente local lo visita, entonces es un lindo lugar para vivir la ciudad.

Con respecto a la familia Belmond, es uno de los hoteles más grandes, con 266 lujosas habitaciones, 7 salas de reuniones multifuncionales y 5 restaurantes de alta cocina que ostentan una gastronomía tradicional y a la vez moderna. Asimismo, operamos como una empresa de catering de tiempo completo, y eso es uno de nuestros diferenciadores si nos comparan con otros hoteles. Hacemos eventos, los organizamos dentro y fuera del hotel y en San Petesburgo tenemos muchos recintos, palacios que se rentan para reuniones de toda índole y nosotros podemos llevarlos a cabo en dichos lugares.

¿Cuál es el porcentaje de negocio que el segmento MICE representa para la propiedad?

Es 30 % de nuestro negocio en el hotel corresponde al que proviene de los grupos de reuniones e incentivos, es nuestro negocio principal. Somos una gran propiedad y no podríamos vivir sin los grupos. Ahora bien, son más los grupos de incentivo los que recibimos, el segmento de incentivos es el más grande si estamos hablando de países extranjeros, sin embargo, también albergamos reuniones de toda clase.

Nuestro mercado número 1 para nuestro hotel es Rusia, pues mucha gente de Moscú viene a visitarnos. El segundo mercado es Estados Unidos y después tenemos una mezcla de países y regiones europeas como Reino Unido, Francia, España.

Hablando de grupos, este año el volumen más grande que tuvimos provino de España, con 9 grupos de incentivo. Brasil y Francia también han magnificado su presencia aquí con nosotros.

El promedio de tamaño de los grupos que albergamos nos ocupa unas 200 habitaciones, lo que se traduce en 400 personas, por ejemplo, pero nosotros nos adaptamos a las peticiones del cliente. Ofrecemos toda clase de lugares para toda clase de funciones: si quieres hacer una conferencia en el restaurante, lo puedes hacer; una reunión en una de nuestras suites, también es posible. Cualquier cosa que se desee hacer, el hotel lo puede realizar.

¿Qué facilidades pueden brindarles a los grupos que visitan la propiedad?

Siempre tratamos de hacer algo especial para los grupos, ofreciendo tarifas especiales y usualmente es más barato hacer eventos aquí. Además, siempre ofrecemos diferentes opciones, porque algunas veces el cliente no conoce el mercado ruso, no sabe que es lo que se está ofertando en cuanto a proveeduría in situ, espacios al aire libre, alimentos. Tratamos de personalizar algo especial para cada cliente en cada ocasión.

Ciertamente los precios están bien ahora, porque nuestra moneda se depreció hace unos años, entonces hoy se pueden encontrar muy buenas tarifas.

¿Qué experiencia se lleva una persona al realizar un evento en Rusia?

Antes que nada, se llevará una botella de vodka. Lo mejor de esto es que las personas no saben qué esperar, entonces la experiencia es siempre superior a las expectativas, porque los rusos son personas muy acogedoras también, y bueno, tenemos mucha historia, cultura, increíbles recintos y una memorable gastronomía.

La percepción de Rusia puede ser como de un lugar frío, pero verdaderamente el Mundial de Fútbol ayudó muchísimo para ver cómo es realmente el país. Es un pueblo muy acogedor, muy profesional, todo está muy bien hecho en cuanto al desarrollo de la infraestructura turística: la logística para eventos, el aeropuerto, las transportaciones, los museos y sitios de interés, todo está bien hecho.

Anna Lyapakina, Directora MICE para Belmond Grand Hotel Europe.

En otro tema, la relación valor-precio también es muy buena, porque es un lugar donde no pagas mucho y obtienes una gran calidad. El tipo de cambio favorece mucho para traer grupos, las tarifas que hay son muy atractivas.

Lo que pudimos ver en el mercado mexicano después de la Copa del Mundo de la FIFA, es que muchos mexicanos quieren visitar Rusia, esto ha sido una gran promoción. Muchas personas fueron a la Copa del Mundo y ahora es genial que la gente esté regresando y estamos esperando por el momento en el que ya no habrá el trámite entre ambos países, lo cual nos ayudará a tener más negocio de mexicanos en Rusia.

¿Cuáles son los Planes al corto plazo para el hotel?

Ya hemos realizado bastante. Renovamos nuestras habitaciones y todas nuestras salas de reuniones antes de la Copa del Mundo Rusia 2018. Entonces, hoy lo principal para nosotros es la promoción, pero realmente estamos promoviendo más nuestro destino para que la gente lo conozca y nos visite. Cuando llegan a la ciudad, nosotros somos la marca insignia de San Petesburgo.