El portafolio de Belmond es extenso e integra propiedades y experiencias únicas en varios de los lugares más emblemáticos del mundo. Urbes cosmopolitas, destinos de playa, ciudades de gran riqueza cultural, son locaciones en las que Belmond ha desarrollado su marca a través de majestuosas hoteles y productos turísticos sui géneris, con trenes y cruceros que recorren cientos de kilómetros y millas náuticas de historia y aventuras.

En América del Sur, es Perú la nación que conglomera la mayor cantidad de unidades con un total de 6 propiedades, que en su conjunto forman uno de los circuitos turísticos más representativos en todo el continente, que incluyen destinos turísticos de vanguardia como la capital Lima, las ciudades de Arequipa y Puno, sin mencionar a la ciudadela de Machu Picchu, una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno y que por definición es una de las razones principales para desarrollar incentivos en la histórica Perú.

Alexandra Teixeira, Senior Leisure Sales Executive para Belmond Peru Management.

Para conocer más sobre las experiencias que se pueden vivir en este país vía las propiedades de Belmond y sobre la oferta que hay para grupos de incentivos y de reuniones, Factor Meetings recabó el testimonio de Alexandra Teixeira, Senior Leisure Sales Executive para Belmond Peru Management.

 

 

 

UN CIRCUITO DE ALTURA

En Perú se encuentra uno de los clusters más grandes que tiene Belmond a nivel internacional, con la operación de 6 hoteles, y en donde las propiedades están distribuidos a manera de poder realizar todo un circuito de atractivos turísticos.

El itinerario perfecto puede comenzar en la ciudad de Lima, la capital gastronómica de Latinoamérica, donde se encuentra Belmond Miraflores Park, el único hotel all incluisve y all suite en la ciudad, con 89 suites, emplazado en el distrito más elegante de la metrópoli, justo frente al mar, dando ese sentido de relajación y privacidad que se busca para los huéspedes.

El inmueble que se encuentra a 45 minutos del Aeropuerto Internacional, se remodeló por completo hace 4 años, lo que lo hace lucir como un hotel totalmente nuevo. Todas las suites poseen un sello característico: las suites Garden, cuentan con terraza privada al aire libre llenas de flores autóctonas; las suites presidenciales tienen piscina privada en terraza con vista al mar, además de sala y comedor en la estancia.

Para la realización de eventos, el hotel dispone de 6 salas de reuniones y de un centro de negocios, en donde el espacio que provee el mayor aforo es la Sala Copacabana, para 280 personas.

Las actividades a realizar aquí van desde un recorrido gastronómico en el tradicional mercado de Surquillo, demostraciones ecuestres y recorridos bohemios en el barrio artístico de Lima. Todos los miércoles, en Miraflores Park hay clases de pisco y de psico sour, mismas que no tienen costo adicional.

Después de vivir la ciudad de Lima, se continua con el paradisíaco Cusco, que se encuentra a una hora de vuelo de distancia. Es el siguiente destino recomendado, en el Valle Sagrado, por cuestiones de la altura, pues son 1,300 m sobre el nivel del mar. Actualmente Belmond tiene un convenio exclusivo para traslados en helicóptero desde el aeropuerto hasta la propiedad, Belmond Hotel Rio Sagrado, un viaje que demora solo 15 minutos.

Se trata de una propiedad boutique, con 21 habitaciones y suites, además de dos villas sensoriales, estancias ideadas para proporcionar un bienestar completo. Con tres hectáreas verdes, es realmente un hotel para que el huésped se desligue de su cotidianidad para reconectarse con la naturaleza. Todas nuestras habitaciones y suites gozan de vista al Río Vilcanota. Otra de las ventajas de este hotel es que cuenta con su propia estación de tren, lo que es muy útil para grupos pues tendrán que preocuparse más en movilizar el equipaje, pues el tren se encargará de la tarea.

Son dos trenes los que operan durante todo el año en el hotel, en tanto un tercer tren solo funciona de enero a abril y este es el Belmond Hiram Bingham. Asimismo, en el hotel se pueden realizar diferentes actividades culturales y deportivas, como equitación, rafting, yoga y hasta una ceremonia chamánica.

Acabada la experiencia en Valle Sagrado, lo que sigue es el recorrido desde Cusco hasta Maccu Picchu, a bordo del Belmond Hiram Bingham. Son tres horas y media de recorrido, todo incluido, bebidas y alimentos a bordo y un show de música para amenizar el viaje. El destino final del tren es Aguas Calientes, el pueblo que está justo debajo de la milenaria ciudadela y en donde Belmond tiene su propia estación ferroviaria privada. Al contratar el Hiram Bingham, este incluye el transporte para subir hasta la ciudadela, un bus, hasta la entrada a Machu Picchu, además de un guía certificado y una experiencia de tea time en Belmond Sanctuary Lodge, que es la siguiente propiedad dentro del recorrido.

La entrada principal de Belmond Sanctuary Lodge se encuentra justo frente a la entrada principal de Machu Picchu, literalmente son 14 pasos. Es un lodge de lujo, con servicio de lujo, con 31 habitaciones y de reciente remodelación de hace dos años, un hotel nuevo podría describirse, con su propio huerto en donde se cultivan los alimentos que el huésped degustará. Toda la magia de esta maravilla moderna, la ancestral Machu Picchu, puede ser vivenciada a través de este único hotel, en donde se realizan bodas místicas y desayunos al amanecer.

Al día siguiente, justo después de recolectar la energía de la mítica Machu Picchu, se regresa a la ciudad de Cusco para conocer el hotel más grande que la firma tiene en Perú: Belmond Hotel Monasterio Cusco. Ciertamente fue un monasterio del siglo XVI, entonces la estancia aquí es como si uno se hospedara dentro de un museo, en donde ninguna habitación es igual a la otra.

Un árbol de cedro de 300 años de antigüedad reposa en uno de los patios principales, además de una capilla de casi 5 siglos, que parece más bien una catedral al estar bañada toda en pan de oro.

Para la cuestión de grupos, Belmond Monasterio es el foco principal, pues es el hotel más grande y se tiene ya toda un gama de cosas especiales, como el tema del check-in privado en la capilla (los recepcionistas se visten de monjes y ofrecen bebidas de bienvenida), un kit de actividades que pueden incluir cenas en uno de los patios principales, y destaca el convenio exclusivo que se tiene con el Centro de Convenciones de Cusco para la realización de eventos, en donde Belmond se encarga de todo el catering.

Ahora, al costado de Belmond Monasterio, está Belmond Palacio Nazarenas, un hotel más contemporáneo, con 55 suites, en donde se tiene el servicio de mayordomo asignado a cada habitación. Aquí el check-in también es privado y se hace dentro de la misma suite, en donde se ofrece oxígeno, por el tema de la altura; minibar, mayordomo y es el único hotel con piscina al aire libre en Cusco, y también cuenta con una capilla para el tema de grupos.

Aquí culminaría el programa tradicional de Lima-Valle Sagrado-Cusco-Machu Picchu, no obstante, la región del Cañón del Colca esconde otra de las joyas de la firma: Belmond Las Casitas. Situado a tres horas de la ciudad de Arequipa, esta propiedad tiene 20 casitas, cada una de 130 m2, con terraza privada, piscina privada, chimimena, y esta es la zona para apreciar el vuelo del cóndor, una de las experiencias más representativas en Sudamérica, y con eso se completa el circuito de la parte sur de Perú.

 

SOBRE LAS VÍAS DE LOS ANDES

El Belmond Andean Explorer es el tren que puede ser usado grupos de incentivo, o para quienes gozan de mucho tiempo para conocer Perú, y se trata de algo diferente. Son 4 rutas, en donde las más largas salen de Cusco, hacen escala en Puno y también en Arequipa, un viaje de dos noches. También se tiene la ruta corta de una noche que va de Cusco a Puno o viceversa, y todos los servicios están incluidos a bordo.

Los grupos se olvidan de los pormenores en cuanto a la logística de sus eventos, pues porque acá Belmond se encarga de todo: alimentos y bebidas (hay opciones para vegetarianos, gluten free), tours, equipaje, entretenimiento, en las 35 cabinas del tren.

Con este tren, se están abriendo otros destinos en Perú como Puno y Arequipa que no son tan conocidos a nivel internacional. Belmond es pionero en turismo de lujo en Perú, donde el 70% del mercado que llega, proviene de Estados Unidos, principalmente Leisure. Sin embargo, hoy se están recibiendo muchas cotizaciones por parte de México, pues existe un vuelo directo México-Lima de tan sola 5 horas de duración.

Por su parte, Belmond Hiram Bingham es un tren de lujo con acabados en madera pulida y bronce, carruajes estilo Pullman ambientados en los años 20, desplazándose a través del Valle Sagrado y ofreciendo todos los servicios a los pasajeros.

 

Las vivencias turísticas y culturales de Perú siempre se magnificarán si se escoge como guía a Belmond, que es un artífice de experiencias a nivel mundial.