Está dicho, ni ser el más grande ni ser oriundo de algún país de primer mundo puede con las deudas, los malos manejos y hasta los efectos socio-políticos que el mundo está experimentando actualmente. Y esto es lo que hoy ha experimentado en cabeza propia la operadora de viajes Thomas Cook.

Una empresa mundial que contaba con 200 hoteles y 105 aviones, y cuya situación actual se ve no solo algo más que alarmante, sino lo que le sigue. Ya que al haberse declarado en quiebra hace unas horas, Inglaterra han tenido que desarrollar un enorme operativo llamado «Operación Matterhorn«, para auxiliar a sus conciudadanos en España, Cuba, Turquía, Grecia, Túnez República Dominicana, México, así como otras partes del mundo, y regresarlos a tierras inglesas ya que con esta cancelación definitiva e intempestiva de esta compañía, ha afectado a poco más de 600,000 turistas en 51 destinos a nivel global.

Por lo que el gobierno británico asumirá el costo de transportación hasta el momento de 150 mil británicos, 70,000 de ellos en España, siendo la operación de ayuda y repatriación más grande aún que el desarrollado durante la Segunda Guerra Mundial, mientras que otros tantos en estos momentos buscan la forma de poder regresar a sus países de origen ya sea por medio de sus empresas, en el caso de viajes de negocio o bien, por medio de la ayuda de sus respectivas embajadas, en el caso de turismo leisure, y así regresar a sus destinos.

A este respecto informes del Ministerio de Turismo español han señalado que de 25,000 a 30,000 turistas ingleses se encuentran totalmente varados en Canarias, mientras que en las Islas Baleares en el mar Mediterráneo (Palma de Mallorca), se han cancelado más de 2,100 asientos de avión en tan solo un día.

Thomas Cook en México

Si bien es cierto que como decimos en México “hay niveles”, este mismo desastre guardadas las proporciones y con sabor latino, tuvimos el desagrado de experimentar con la todavía no resuelta y casi olvidada quiebra de Mexicana de Aviación, por lo que casi podríamos decir que estamos curados de espanto.

Pero qué decir de una empresa de carácter mundial con tan solo 178 años de existencia y basada en un país de primer mundo como Thomas Cook, que estará dejando sin sueldo y sin trabajo a más de 22,000 trabajadores en todo el mundo, luego de serle imposible poder conseguir una negociación o crédito por 200 millones de libras (227 millones de euros, algo así como 4,864,057,255 millones de pesitos, con un valor cambiario de Euro a 21.42 al día de hoy) para completar un plan de rescate de 1,200 millones de euros.

Algo que seguramente allá si se tendrá una investigación eficaz así como un plan que pueda resarcir las pérdidas a sus trabajadores, y es que este evento es más que desafortunado ya que aún y cuando firmas hoteleras de la talla de Iberostar, Lopesan, Protursa, H10 Hoteles o Bahía Princie buscaron e intentaron reunir el capital a Thomas Cook, así lo expresó el Presidente de CEHAT, Juan Molas. Peter Fankhauser, Consejero Delegado de la compañía, emitió un comunicado en el que pedía perdón a los millones de clientes, socios y empleados que los han apoyado durante años.

Conocido también como el inventor del ‘Paquete Todo Incluido’ y propietario de al menos 11,500 cuartos de hotel, tan solo en 2018, Thomas Cook transportó 3.6 millones de pasajeros, 7.2 millones en viajes redondos, facturando anualmente poco más de 12,470 millones de dólares (10,000 millones de libras).

En México, se estima que más de un millón de reservaciones vuelos y hoteles serán canceladas, por lo que el número de turistas afectados hasta el momento es incuantificable y la devolución de su inversión se ve poco más que improbable en lo que resta del año, siendo casi un hecho que hoteleros de Cancún, la Riviera Maya y Los Cabos tendrán absorber la cuenta hasta ahora impagable y millonaria de Thomas Cook, por lo que los procesos legales estarán a la orden del día para ver cuánto será posible recuperar parte de la deuda, o lo que es lo mismo, aplicará el clásico ‘de lo perdido, lo encontrado’.

A este respecto, Darío Flota, Director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, dio a conocer ante un medio radiofónico nacional, que dicho evento, se trata de una catástrofe a nivel mundial en el que sin duda México está involucrado ya que el Reino Unido es el principal país europeo de origen de turistas con rumbo a México y la mayoría de ellos viajaba por medio de Thomas Cook, por lo que el destino tendrá que establecer un periodo de ajuste, esperando que las compañías competidoras de Thomas Cook, completen ese espacio cancelado tanto para los turistas, como para los hoteles y destinos.

De modo que no nos agarre de sorpresa si en una de esas interjet u otra de nuestras extraordinarias líneas aéreas o tour operadora le pasara lo mismo, pero en versión 4T, pues aunque ya somos expertos en rescates bancarios y litigios tan largos como aquella galaxia muy lejana, llamada Mexicana, como dijeran en la tierra de mi abuelo materno, “Que Dios reparta suerte, porque como reparta justicia, estaremos jodidos”.