Compartir

En tiempos de pandemia las empresas deben cuidar con demasía su imagen, sobre todo en el aspecto que concierne a cómo le están haciendo frente al COVID-19 para salvaguardar la salud y seguridad de sus clientes y de sus colaboradores.

La percepción de un producto, un servicio o una marca en función del cuidado que tienen con esta enfermedad es un factor que determina la compra,  fidelidad y confianza del usuario. De cuerdo con el último estudio la de WTTC “El Futuro de los Viajes y el Turismo en el mundo Post Covid” el 69% de los viajeros considera a la limpieza y a las medidas de salud como un componente crítico de la respuesta de crisis de una marca y a la salud e higiene es uno de las cuatro macro tendencias a considerar para la recuperación del sector de viajes.

Bajo esa premisa quiero contrastar los casos de dos aerolíneas y de cómo están abordando el tema del COVID-19 con sus pasajeros. Por un lado tenemos a una aerolínea canadiense que acaba de firmar un contrato para hacer pruebas rápidas de COVID 19 y por el otro una línea aérea colombiana a la que le pareció una buena idea hacer un concierto en uno de sus vuelos.

Air Canada recientemente anunció la finalización de un pedido inicial de 25, 000 kits de pruebas rápidas ID NOW COVID-19 de Abbott, las cuales se podrán aplicar de manera voluntaria a fin de proteger a los usuarios y a su personal. Hace un mes la compañía que se asoció con Mc Master Health Labs (MHL) y con la Greater Toronto Airports Authority (GTTA) realizó un estudio para viajeros internacionales que llegaron al aeropuerto de Toronto-Pearson en donde se demostró que las pruebas rápidas pueden ayudar a proteger a los clientes y a facilitar la relajación de restricciones.

Imagen cortesía de Air Canada

Jim Chung, Director Médico de Air Canadá dijo que sabiendo que se tendrá que convivir con este virus a corto y mediano plazo, la empresa ha buscado relaciones para mantener la seguridad de las personas por eso las pruebas serán clave para ese cometido hasta que la vacuna contra el COVID-19 esté disponible.

Hasta el momento MHL ha realizado cerca de 13,000 pruebas entre viajeros internacionales que fueron voluntarios para hacerse el test y de ellos el 99% ha resultado negativo, mientras que solo el 1% dio positivo. La compañía aérea que fue una de las primeras en implementar protocolos de cuidado desde que inició la pandemia busca con esta y otras estrategias seguir fortaleciendo sus medidas de bioseguridad.

En contraste el pasado 5 de octubre Avianca, hizo gala de un concierto en vivo que brindó la Filarmónica de Medellín en pleno vuelo. Si bien el objetivo era brindar una experiencia diferente para los pasajeros, lo cierto es que al poco tiempo de haber hecho público esta hazaña, cayeron las críticas.

Imagen vía cuenta de Twitter de Avianca

A simple vista parece un ejercicio innovador, sin embargo el concierto fue impartido por músicos que tocaban instrumentos de viento y quienes para cumplir dicho fin tenían incluso una apertura en sus cubrebocas. En un video de apenas 16 segundos publicado en la cuenta de Twitter de Avianca se ven a una persona tocar la tuba y a otra más la trompeta, los pasajeros en sus asientos se vislumbran tomando video (por aquello del bonito recuerdo), con una sana distancia casi nula, pero eso sí, con cubrebocas.

Si consideramos que la cabina de una avión es un espacio cerrado, que los instrumentos son de viento y que el vuelo de Medellín a Bogotá se estima en 45 minutos de tiempo, entonces ¿Qué garantías de salud y seguridad está brindando Avianca a sus pasajeros con dicha osadía?

Avianca dentro de sus protocolos durante el vuelo señala como primer punto el uso de cubrebocas durante todo el trayecto, entonces ¿Qué pasó con los músicos y sus aperturas en sus mascarillas y peor aún con el artista que de plano se lo quitó?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud OMS el COVID-19 se transmite: “…de una persona a otra por contacto directo, indirecto (a través de objetos o superficies contaminadas) o cercano con personas infectadas por medio de las secreciones bucales y nasales: la saliva, las secreciones respiratorias o las gotículas de secreciones que se expulsan por la boca o la nariz cuando una persona infectada tose, estornuda, habla o canta, por ejemplo. Las personas que están en contacto cercano (a un metro) con una persona infectada pueden contraer la COVID-19 si esas gotículas infecciosas les entran en la boca, la nariz o los ojos.

Para evitar el contacto con estas gotículas, es crucial mantenerse al menos a un metro de distancia de los demás, lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca con un pañuelo o con el interior del codo al estornudar o toser…”

¿Qué dijeron las redes?

 

 

¿Qué respondió la aerolínea?

 

Lo último que se sabe de acuerdo con el medio Reportur.co, es que Aeronáutica civil comenzó con la indagación preliminar del vuelo de Avianca AV 8565 (Medellín-Bogotá) por presuntamente violar el protocolo de seguridad establecido para el  transporte aéreo.

Sin duda ambos casos son harto contrastantes, mientras una aerolínea se ocupa de incrementar y fortalecer sus medidas de bioseguridad, la otra parece pasárselas por el arco del triunfo como decimos en mi tierra. Sí, quizás el fin era bueno, no así el medio.

La imagen de una marca lo es todo y más en tiempos de pandemia, entiendo que hay que ser innovadores para tratar de brindar experiencias nuevas a los clientes que buscan no pensar en el entorno actual, pero hay que ser cuatelosos y considerar responsablemente que la SALUD y la SEGURIDAD son lo más IMPORTANTE. 

 

 

Compartir
Artículo anterior#SEDICEOAXACA
Artículo siguienteTravel Managers se unieron a “Metamorfosis”
Comunicóloga con más de 14 años de experiencia en la Industria de Reuniones, (antes Turismo de Reuniones, antes Turismo de Negocios). He colaborado con medios impresos y digitales especializados en el rubro. Amante de los viajes y de conocer nuevas culturas, mi deseo es contribuir al desarrollo del sector, mostrando un lado más humano de los negocios y consciente para el cuidado del entorno social y natural.