Compartir

La evolución y la tecnología son elementos que siempre van de la mano, ahora mismo nos encontramos en una época en la que la tecnología se está desarrollando a pasos agigantados siendo esto muy beneficioso y productivo para todos los sectores, pero sobre todos para el ámbito de eventos, marketing y comunicación, ya que permite ofrecer un servicio mucho más integro, seguro, completo e innovador.

Gracias al crecimiento y al desarrollo tan sorprendente de la tecnología empezamos a encontrarnos cada vez más un cambio en la cultura y en la estructura empresarial. Un cambio promovido gracias a todos los avances tecnológicos, es aquí cuando las empresas tienen que ser conscientes y transformarse.

Interpretando la tecnología y los datos se pueden desarrollar patrones de comportamiento, proyectar y predecir futuros eventos y campañas, llegando al punto de poder anticiparnos a los usuarios y conseguir el éxito absoluto en la acción.

Estamos ante un nuevo concepto de empresa, una empresa que toma decisiones basadas en datos, una empresa “data driven”. Este enfoque permite a la empresa almacenar, procesar, analizar y organizar sus propios datos con el objetivo de ofrecer un mejor servicio a los clientes y proveedores.

Junto al desarrollo de la tecnología y el almacenamiento de datos nos encontramos con el concepto de “Inteligencia Biométrica” siendo este muy novedoso, pero que está revolucionando el sector de forma sorprendente.

Cuando hablamos de inteligencia biométrica nos referimos a la tecnología de identificación, aquella que se basa en el reconocimiento de una característica física e intransferible de cada ser humano, es decir, un rasgo único de cada persona, como la huella dactilar, la forma de las orejas, ojos, etc., es decir la identificación facial de cada individuo.

¿Cómo se puede aplicar esta tecnología en el mundo de los eventos? ¿Qué tipos de datos podemos llegar a medir?

La combinación de la tecnología  junto con el conocimiento de negocio sobre los eventos y la comunicación nos da la capacidad de crear modelos de negocio que antes jamás hubiésemos podido imaginar.

En este caso la inteligencia biométrica se puede aplicar a diversos ámbitos dentro de un evento.

Utilizando el registro previo, (sin olvidarnos las autorizaciones pertinentes de LGPD), puedes reconocer a los asistentes, realizar un tracking analizando el flujo de intereses y controlar su ubicación durante el propio evento.

Gracias a la biometría se pueden establecer patrones e identificar por ejemplo qué personas llevan mascarillas en un evento y cuáles no, de esta manera se les puede enviar un aviso a su dispositivo electrónico alertando del uso de la mascarilla dentro del evento.

Otro de los campos donde la inteligencia biométrica es muy útil es en el ámbito emocional, podemos cualificar y cuantificar las emociones y los estímulos de los asistentes por su gestos y lenguaje no verbal, en definitiva, analizar sus sentimientos, pudiendo replanificar en tiempo real las actividades dentro del evento y lograr el interés colectivo y particular.

Además, con la instalación de pulseras se podría medir el pulso cardiaco y el sudor de la persona, esto es sinónimo de grandes indicadores para conocer la eficacia del evento.

Estos aparatos, llamados IoT (internet of things) o en español el “internet de las cosas”, recogen información que se ingesta de manera automática en las plataformas de Big Data para su analítica en tiempo real, conociendo el impacto emocional del público, el interés del evento, la atención de los usuarios, etc., optimizando el evento y teniendo el retorno esperado por el cliente.

Todo esto podría denominarse empatía artificial.

Las ventajas de utilizar inteligencia biométrica en tu evento se pueden resumir en tres conceptos muy sencillos.

La exclusividad, la seguridad y la eficiencia, ya que esta tecnología solo se asocia a una persona única. Es intransferible ya que nadie puede imitar de forma idéntica tus expresiones, y optimizas los procesos mejorando la fluidez y la anticipación de toma de decisiones para asegurar el éxito.

Para Nanook Agency uno de sus pilares fundamentales es la innovación ligada con la creatividad, por esta razón está apostando por profesionales del Big Data dentro de su equipo humano.

Ha quedado claro que la inteligencia biométrica en los eventos ha venido para quedarse.

Como todos sabemos la tecnología sigue progresando a un ritmo muy elevado y tenemos que estar preparados para ir aceptando, aprendiendo e instaurando todas las novedades tecnológicas que vayan surgiendo para ofrecer el mejor servicio posible al cliente y generar una experiencia de usuario única.