Compartir

En todo momento, las empresas persiguen la mejora en sus procesos internos, sea cual sea el giro de la misma. El incremento de productividad y de resultados a corto y mediano plazo es la continua búsqueda (o debería serlo) de las compañías e instituciones de hoy; bajo esta premisa, la modalidad del home office ha funcionado para solucionar problemas y alcanzar objetivos laborales.

De acuerdo al estudio “El Trabajador Digital en 2019” realizado por Citrix con alrededor de 800 personas de Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú y México, el home office en las corporaciones han conseguido importantes beneficios para sus empleados, lo que se traduce en beneficios para las empresas:

Dividendos positivos al trabajar de forma remota:

*40% Equilibrio entre vida laboral y personal

*32% Menos tiempo en el transporte público

*16% Mayor concentración y creatividad

*8% Mayor motivación

Ahora bien, toda persona que realice home office, debe de contar con un ambiente funcional que le permita adquirir la concentración y motivación necesarias para cumplir con su trabajo. Para poder generar este espacio, único y personal, el rol que toma la decoración de los interiores puede tornarse primordial, pues, en tanto algunas personas funcionarán al contar tan solo con un escritorio y una silla, habrá quienes busquen imprimir su propio estilo, pues se trata de su espacio de trabajo.

Una forma de comenzar a decorar un estudio de trabajo es mediante la elección del color o colores a implementar, y esto depende del giro de la empresa y del gusto propio de cada persona, pues la decoración no exterioriza solamente las actividades de la empresa, sino también la personalidad de cada individuo. Lo aconsejable es pintar los muros con colores claros y neutros, nada que sea en exceso llamativo. Colores como el blanco o el marfil, por ejemplo, y los tonos pastel también funcionan. La ventaja de estos tonos en las paredes es el fácil contraste con los muebles.

Asimismo, los toques personales varían de acuerdo al gusto del oficinista, y estos  pueden ser elementos decorativos como floreros, esculturas, pinturas o fotografías, etc. Aquí también entran los textiles, como las alfombras y las cortinas. Otro punto fundamental es el de la iluminación, pues esta puede ser artificial o natural, con el escritorio cerca de alguna ventana o de lámparas que permitan tener una visión adecuada. Las luces pueden colocarse de forma central para iluminar todo el espacio, o bien pueden colocarse también en distintos puntos estratégicos. Al final todo depende del estilo que más se aclimate con la personalidad.

Preparar un estudio dentro del hogar puede plantearse como una tarea sencilla, pues basta con tener los muebles básicos: un asiento y un escritorio; sin embargo, incluso dentro del tema de los escritorios, existe una extensa gama de opciones. Por suerte existen eventos especializados en materia de interiorismo que facilitan la tarea.

Del 27 al 29 de septiembre del presente año, WTC Ciudad de México acogerá una nueva edición de Expo Ambientes, evento de TRADEX Exposiciones que reunirá a los profesionales de la industria del interiorismo y remodelación. El encuentro presentará a más de 180 empresas que ofrecerán soluciones en paisajismo, iluminación, sistemas de seguridad, sistemas de riego, paneles solares, mobiliario, electrodomésticos, ornamentos, entre otros temas para la decoración y remodelación de oficinas, hogares y diferentes espacios.

DINÁMICA EXPO AMBIENTES

  1. Like a Factor Meetings y a Expo Ambientes en Facebook.
  2. Comparte el post de la nota en tu muro con el hashtag #Factorízate.
  3. Toma una foto de pantalla del paso 2 y déjala como comentario en el post.