Compartir

La ausencia de los viajeros de negocios ha repercutido en la cadena de valor de la industria turística, ya que son una  fuente clave de ingresos y ganancias sobre todo para las aerolíneas.

Los viajeros de negocios por lo regular, tienden a pagar tarifas más altas cuando realizan viajes internacionales que, por cierto, dichos viajes también están en una crisis por la pandemia y las restricciones de todo el mundo. Ellos de alguna forma respaldaban un monto de ganancias financieras que el coronavirus ha golpeado fuertemente.

Asimismo dichos viajeros, generan también derrama en hoteles, comidas, traslados y hasta algún recuerdo del viaje. La Asociación de Viajes de Estados Unidos menciona que los viajeros de negocios nacionales e internacionales gastaron aproximadamente más de $ 300 mil millones aquí en 2019. Por  lo que este organismo calcula que se redujo a alrededor de 95 mil millones de dólares el año pasado y no se recuperará completamente a los niveles de 2019, sino hasta 2024.

A pesar de dichos números son desalentadores, las aerolíneas estadounidenses han mencionado cierta recuperación durante las últimas semanas, pero desafortunadamente aún no llega a las cifras que se tuvieron en 2019.

Con lo que los pronósticos se espera que en septiembre de 2020 las aerolíneas tengan un gran impulso en los viajes de negocios, a medida que se reabren las escuelas y las oficinas, sin embargo, ese optimismo va decayendo por el aumento de casos de COVID-19 a causa de la variante delta.

A ello, Vasu Raja, Director de ingresos de American Airlines, mencionó: «Nos alientan las tendencias que vemos, pero realmente estamos planeando que una cantidad importante de viajes de negocios no regrese hasta después del período de octubre«.

De modo que al no poder viajar el año pasado, muchas empresas confiaron en plataformas de video, incluido Zoom. Y aunque las opiniones varían sobre la rapidez con la que se recuperarán los viajes corporativos y si algunos de ellos serán reemplazados permanentemente por videoconferencias, el acierto o no de estas, continúa divido.

Finalmente, Delta Air Lines explica que los viajes de negocios durante 2021 fueron un 20% normales en el primer trimestre, un 40% en el segundo y llegarán al 60% en septiembre. La aerolínea no predice si los viajes de negocios volverán alguna vez a los niveles previos a la pandemia, pero si lo hace, no sucederá rápidamente. En un encesta de esta aerolínea dirigida a sus clientes corporativos, destacó que solo el 57% planea regresar a viajes completos para finales de 2023. Con lo que sí, aún falta mucho para poder surcar buenos números al menos en los próximos dos años.