Compartir
Air Europa 787-9 Artwork K66271-03

Con la firme idea de internacionalizarse, Air Europa continúa expandiéndose en los mercados de América Latina, en donde tiene un importante crecimiento. Volando en temporada alta a 17 ciudades europeas desde Madrid. Asimismo, teniendo un notable crecimiento en el Norte de África donde añade dos nuevas rutas: Casablanca y Túnez.

Por lo que este verano, Air Europa ha integrado cuatro nuevas rutas en el viejo continente, en ciudades como Estocolmo, Atenas, Copenhague y Alguero, con las que suma un total de diecisiete ciudades de Europa, reforzado de igual forma su apuesta por el Norte de África incorporando Casablanca y Túnez a su plan de vuelo regular.

A través del Hub de Madrid, estas nuevas operativas alimentan la red transatlántica de la compañía, que en 2019 se ha visto incrementada con Panamá y Medellín y en breve, lo hará con una nueva ruta a Iguazú. Con estos nuevos destinos, Air Europa abanderará el tráfico entre los dos continentes.

Y es que este plan de expansión tiene un sustento, cuyo objetivo primordial es la modernización de su flota, por lo que este último trimestre de 2019, Air Europa incorpora tres Boeing 787-9, el avión más eficiente del mercado, capaz de reducir el tiempo de vuelo hasta en 40 minutos. Asimismo, los nuevos Dreamliners, que desde el próximo septiembre se incorporarán a la flota de Air Europa, disponen de la nueva clase Business con la que la compañía despuntará en el sector.

Pero… ¿qué aspectos lo hacen tan especial?, en primer lugar, la nueva cabina ejecutiva, con 32 asientos que se convierten en camas totalmente abatibles, ha sido diseñada especialmente para otorgar al pasajero mayor privacidad y confort. En segundo lugar, todos los asientos flat bed, personalizados para adaptarse a las necesidades de trabajo o descanso que precise el cliente, permiten el acceso directo al pasillo con la comodidad que ello supone.

Apuesta por Cuba

Air Europa mantiene su visión por Cuba en cuya ruta ha transportado durante el primer semestre de este año casi 100.000 pasajeros, registrando un nivel medio de ocupación del 89 %, con puntas de hasta el 94 % y evidenciado su buen comportamiento. La evolución que presenta la ruta a La Habana es una de las principales ganancias para que sea operada de nuevo con la flota Dreamliner. Así, desde finales de julio y durante los próximos tres meses, el Boeing 787 cubrirá de nuevo la ruta Madrid-Habana.