Compartir

Basados en que el viaje de incentivo tiene como origen el ser un elemento de venta, mercadotecnia, producción y distribución, mediante una experiencia única, irrepetible e inolvidable, pensar actualmente en este segmento así como en su actividad resultaría para muchos casi imposible y algo más que descabellado para muchos otros el que pudieran llevarse a cabo aún en estos momentos de confinamiento.

Pero lamentamos informar que sí, aún hoy bajo estas circunstancias hay empresas que se han decidido desarrollar al máximo su capacidad de imaginación y creatividad. Para no perder un solo momento en continuar innovando y sorprendiendo a sus clientes donde y como quiera que estos se encuentren, con experiencias sensoriales virtuales a distancia por medio de la tecnología.

De ello habló Alejandro Versoub, Presidente de AV Business & Communication S.A y Past President de Site Global en el período 2012. Durante el webinar titulado “Viajes de incentivo y eventos motivacionales: cómo construir el segmento ampliando el mercado”, organizado por Fiexpo Latinoamérica, y en el que compartiera transmisión también con la Presidente del capítulo Site South America, Emora Franco. Ambos, moderados por Sergio Baritussio Director de FIEXPO Exhibition Group.

¿Pero a qué se refería Alejandro Versoub en el punto: ‘aún hoy bajo estas circunstancias hay empresas que se han decidido desarrollar al máximo su capacidad de imaginación y creatividad’? Muy simple, evitar la pérdida del posicionamiento de los viajes de incentivo en las empresas y tratar de mantener el impacto económico sostenido de este sector al finalizar esta crisis sanitaria.

Reconocido también como un elemento de premiación para colaboradores y de fidelización en el caso de clientes, cada viaje puede llegar a ser percibido con un mayor valor receptivo en el tiempo y la memoria de los asistentes, aún y cuando la realización de los viajes de incentivo no parten necesariamente de grandes presupuestos o experiencias sino del hecho de ser recompensado, generando en quien lo obtiene o busca obtenerlo, un hábito de trabajo. Asimismo al tratarse de un viaje, evita la presión de su inversión cuando se trata de dinero o la culpabilidad cuando es planteado como algo material de goce o disfrute personal (un reloj, etc.).

Incentivo vs Pandemia

¿Pero qué ha ocurrido en este sector a partir de esta situación? si bien se ha generado un terrorismo informativo en el que la desinformación se volvió en una constante, la incertidumbre es lo que prevalece, después de un gran número de cancelaciones y en el mejor de los casos, postergaciones dentro del sector por lo que la incorporación de nuevos clientes, un nuevo proceso de relacionamiento, una reeducación sobre las ventajas de los viajes de incentivo y los eventos motivacionales serán excelentes aliados, incluso hoy, que no hemos reiniciado actividades.

Siendo necesario como se ha repetido anteriormente el estudio del mercado, las regiones y los países menos golpeados económicamente por la pandemia.

“Primero que nada será necesario ver positivamente nuestro escenario, identificando clientes no tradicionales que deberíamos empezar a contactar para volver a aumentar la demanda. Ya que muchas veces los momentos de confort o estabilidad nos inhiben de salir de la caja de lo que sabemos hacer, y eso también tiene que ver en lo comercial, replanteándonos a qué clientes o sectores no estábamos llegando”, detalló Versoub.

Expectativas post Covid-19

Si bien habrá daños colaterales, también habrá algunos mercados que tendrán algún presupuesto destinado, guardado o adquirido para recuperarse un poco más rápido y será a ellos a los que habrá de enfocar cada esfuerzo, conocimiento y explicación de la importancia de los viajes de incentivo refirió, el Past President de Site Global en su presentación.

Por lo que vislumbró el repunte de los mercados domésticos en esta área ya sean dentro del mismo país o el mismo continente. En Tanto que el comportamiento de los compradores será evitar destinos comunes, la implementación de los Conventives (una mezcla entre incentivo y entretenimiento) así como su posible fisión con las convenciones de las empresas debido a los presupuestos, el valor de la variada oferta latinoamericana cuya depreciación económica le generará mayor rentabilidad así como la disponibilidad de destinos con vuelos frecuentes para transportar grupos nacionales e internacionales.

Cómo mejorar y estar preparados

Convencido de que no hay mal que dure cien años, y si de hacer un análisis real de lo que se hizo anteriormente y su metodología, Alejandro Versoub recuerda no es de gratis aquella sabia metáfora en la que se dice “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, ponlas tuyas a remojar”.

Pues en lista  algunos puntos esenciales a corregir dentro de los esquemas de empresas o destinos para reactivar los viajes de incentivo, entre los que se encuentran:

Revisar si son correctas las presentaciones comerciales con la que hoy cuentan estos dos sectores.

Analizar si se está haciendo y difundiendo lo correcto en las redes sociales.

Se tienen videos profesionales presentables para vender su infraestructura.

Se cuenta con una cotejada y actualizada base de datos.

Se adquirido tecnología ideal para enviar presentaciones adecuadas no solo de archivos y documentos sino de audio y video.

Investigar y profundizar aún más en lo que cubrirán los seguros de viajero por parte de las aseguradoras.

Buscar instituciones que certifiquen la sanitización de transportadoras, hoteles y alimentos.

Finalmente el Presidente de AV Business & Communication S.A y Past President de Site Global en el período 2012, Alejandro Versoub, recalcó que aún y cuando finalice este periodo de confinamiento, habrá de destacar a aquellos héroes corporativos que han logrado eliminar un virus peor que el coronavirus, y que no es otro que el de la cobardía de viajar.

Hacer incentivos y llevar congresistas fuera de los países, siempre ha implicado riesgos. Y será ahí donde debemos saber identificar el enlace con nuestros clientes corporativos para que esto no se transforme en una parálisis, ya que si no sabemos doblegar este tema. De verdad nos costará trabajo mover la rueda. Y ello dependerá de la tranquilidad que podamos brindar a la gente, pero ello dependerá mucho de hasta dónde la gente esté paranoica”, finalizo.