Compartir

En el pasado Congreso Nacional de la Industria de Reuniones (CNIR), hubo diversos cambios tanto de forma como de fondo, con la intención de tener un evento que pudiera ser ejemplo en su organización y operación, y aunque como en todo siempre hay aspectos que mejorar, el CNIR cumplió su cometido.

Parte del éxito fue la participación de seis experimentadas mujeres, de diferentes empresas asociadas a PCO Meetings México. Cada una de ellas, con una forma distinta de operar eventos, y quienes pusieron todo su entusiasmo para trabajar hombro con hombro y lograr que el congreso fuera un éxito.

¿Pero quiénes fueron estas destacadas profesionales que nos permitieron disfrutar de un evento relevante y diferente? A continuación, te presentamos un poco del perfil de a cada una de ellas.

Con 8 años en la Industria de Reuniones, Maira Acosta Quintanilla, colabora en Imagine Eventos como Gerente de logística y desarrollo. Y durante el CNIR 2019, fue líder en la coordinación y logística del evento.

¿Cómo fue tu experiencia al colaborar en la operación del evento?

Fue un gran reto saber que nuestros jueces serían los expertos en la industria, pero gracias a que me dieron la oportunidad de involucrarme más allá de lo que un cliente normalmente te lo permite, es que colaboráramos y formáramos equipo desde el momento en que me uní al proyecto con el comité organizador de COMIR. Hablar el mismo idioma, además de tener la guía de expertos, hizo que la experiencia fuera muy gratificante y todo fuera más sencillo de llevar.

Esta experiencia me ha dejado una gran lección, aunque estaba consciente que todas tenemos procesos diferentes y distintas formas de operar en nuestro lugar de trabajo, al final comprobé que siempre tuvimos un mismo objetivo, que era lograr un evento exitoso. Lo mejor es que todas compartimos la misma pasión y con solo voltearnos a ver, ya sabíamos lo que debíamos hacer.  Desde el minuto uno olvidamos que en este proyecto éramos competencia e hicimos un excelente equipo de trabajo.  Esto fue una muestra que uniendo conocimiento y experiencia se pueden lograr grandes resultados. El CNIR me deja una gran satisfacción de haber participado en este proyecto, me permitió expandir y profundizar mi conocimiento, contribuyendo a mi labor diaria.

Dieciséis años de experiencia en el sector de Reuniones, es lo que Heidi Ortega Gutiérrez ha brindado a la industria, siendo actualmente Coordinador de Proyectos de T&C, y quien durante el CNIR estuvo a cargo del Registro Área Comercial-Zona Elite.

Háblanos de tu experiencia al colaborar en la operación del CNIR 2019.

Fue muy grata. El equipo que conformamos las seis chicas fue amigable, disfrutamos el trabajar juntas. Además ¡muy orgullosa! porque estaba representando a mi empresa T&C Group. Algo que fue muy significativo para mí, es que en la primera junta a la que fuimos convocadas no sabíamos cómo había sido la elección por parte de nuestras empresas, y al compartirnos que cada compañía PCO había elegido a su mejor coordinador, fue muy emotivo pues nos sentimos con mayor compromiso para cumplir el objetivo.

Con esta experiencia me doy cuenta que todos podemos trabajar por un mismo objetivo y poder compartir nuestra expertise, quitarnos la etiqueta “eres mi competencia” y la palabra mágica: ¡Sí podemos lograrlo juntas! Nadie se limitó a las áreas asignadas, si veíamos que alguna de nosotras necesitaba apoyo lo hacíamos. El CNIR me deja una gran satisfacción laboral y reconocimiento.

Erika Diaz Ureña, Grupos de SAC, tiene una experiencia de 20 años en la Industria de Reuniones y estuvo a cargo de alimentos y bebidas, apoyo en Torneo de Golf y en plenaria durante el CNIR.

¿Qué destacarías cómo principal experiencia al colaborar en la operación de un evento como CNIR?

Fue gratamente aleccionadora. El equipo multidisciplinario que se formó me dejo un gran sabor de boca, también me quedo complacida con el resultado, ya que de alguna manera mis aportaciones y experiencia sumaron de manera positiva al buen resultado del congreso.

Pude observar las mejores prácticas de otras empresas, aprender ¡Nunca dejaremos de aprender!  Me comprometo a aplicarlas en mis futuros eventos. Me quedo con la suma de diferentes líneas de trabajo y disciplinas, que lograron que esta sinergia fuera una fórmula exitosa. Sin duda el CNIR fue un RETO en toda la extensión de la palabra, lograr que los participantes que a su vez son mis maestros, jefes, compañeros, clientes y amigos pero sobre todo los EXPERTOS en la materia nos dieran sus buenas impresiones, fue un gran orgullo y una grata experiencia profesional.

 

Seis años de experiencia en la Industria de Reuniones avalan a Maricela Esmeralda Escoto Álvarez, es Ejecutiva de Cuenta Eventos en Corporativo Cuatro F, fue coordinadora de hoteles, apoyo en carrera y en general en CNIR.

¿Cómo destacarías tu experiencia al colaborar en la operación del Congreso de tu misma industria?

Fue algo muy interesante, la mayoría no nos conocíamos, pero tuvimos sincronía desde un inicio y nos ayudábamos entre todas, el objetivo era en común. Creo que esta buena química se derivó porque tuvimos empatía, todas en algún momento hemos pasado por todas las actividades que se tenían que realizar; sugerimos, aportamos y colaboramos como equipo para que el evento fuera un éxito. Toda vez que el trabajo en equipo, la visión, la experiencia y esfuerzo que realiza cada integrante hacen la diferencia en cada evento, ya que este trabajo se convierte en una pasión por lo que hacemos.

Sin duda fue una experiencia muy interesante y divertida, pese a ser «competencia» todas trabajamos de forma muy profesional y entusiasta; de hecho, aún nos escribimos y planeamos vernos cuando las agendas se acoplen. El CNIR me deja una gran satisfacción personal, desde el momento en que mis directores decidieron que fuera yo la elegida. El demostrarme a mí misma que puedo trabajar en equipo, el poder hacer amistades en tan solo unos días, saber que estoy haciendo bien mi trabajo y que estoy en el camino correcto.

Tania Fernández Salazar con 11 años de experiencia en el sector de reuniones, es Coordinador de Logística en InterMeeting y estuvo a cargo de supervisar la producción, salones, salas simultáneas y atención a ponentes en el CNIR.

¿Qué te deja el haber colaborado en la operación de un evento como el CNIR2019?

Me representó un reto por ser un evento para los expertos en reuniones, tenía un poco de nervios al respecto, saber que expertos te estaban observando todo el tiempo, sin embargo, la experiencia personal y profesional fue realmente gratificante y satisfactoria, descubrí lo increíble que es trabajar en esta hermosa industria. La integración y la química fue inmediata, trabajo en equipo y cero egos, jamás nos vimos como empresas competidoras, siempre de la mano y trabajando para el mismo fin. El universo conspiró en nuestro favor.

Comprendí y aprendí temas nuevos y muy interesantes, sobre todo en cuestiones de tecnología y neuromarketing, lo más padre es que se amplió mi agenda de amigos en la industria.

Una década de experiencia en la industria es lo que Rosa María Ramos Reyes, de Team Leader MICE Tradytec ha conjuntado en el sector, siendo responsable de Traslados en CNIR.

¿Qué representó para ti colaborar en la operación del Congreso CNIR2019?

Fue muy enriquecedora, la sinergia que se logró con todos los involucrados, y en particular con los DMCs que apoyaron en la logística de traslados, admiré su disposición, su apoyo y su pasión por el servicio. Puedo destacar tres aspectos, el primero, una gran satisfacción de haber colaborado con un equipo de profesionales en uno de los eventos más importantes de la Industria; segundo, el conocer y fortalecer lazos con los diferentes proveedores que son nuestros aliados en los eventos para brindar un servicio más profesional, de mayor calidad y más competitivo, y tercero, el grato reconocimiento del Lic. Jaime Salazar,  presidente de COMIR y  el comité organizador y el reconocimiento y apoyo de la empresa donde colaboro actualmente Tradytec.

El CNIR me deja una grata experiencia, -creo que nunca nos vimos como competencia- formamos un buen equipo “PCO” y teníamos un objetivo en común que era dar lo mejor de nosotras, de aportar nuestra experiencia y de trabajar en conjunto para lograr un evento exitoso.