Compartir

Al mencionar la palabra virtuoso, siempre nos viene a la mente una persona que pose habilidades técnicas sobresalientes en cierto tema o actividad, que la ejerce con una gran pasión y que tiene repercusión en el bien común, y fue justo este tema de donde partió el Network Virtuoso para tu Negocio, evento co-organizado por Allenamenti Speaker Bureau, Productonika y Canadian Tours International: Business Events Toronto, Vancouver, Whistler Canadá.

El evento fue una forma diferente de reunirse y hacer networking con importantes corporativos y empresas que tienen interés con el país de América del Norte. Mauricio Candiani, Presidente de Allenamenti Speaker Bureau dio la bienvenida oficial, y realizó una divertida dinámica “Word – Cloud” para después dar paso a la conferencia magistral de Felipe Gómez, conferencista y consultor colombiano, experto en ‘Innovación y Virtuosísimo’.

En poco más de una hora, Felipe impartió la conferencia: Virtuoso, en donde dio un mensaje que tuvo el propósito de inspirar y motivarnos en dicho tema, con herramientas que podemos implementar y que nos invita a inspirarnos e inspirar a nuestros equipos.

Felipe explicó, que a lo largo de diversas conferencias impartidas por todo el mundo, ha detectado que por ejemplo, un músico debe cumplir con tres condiciones, para ser considerarse virtuoso:

  1. Dominio absoluto de su instrumento
  2. Capaz de conectarse con su audiencia
  3. Despertar emociones en su público

Por lo que es importante aplicar esta misma idea o concepto, en lo que cada de uno de nosotros hacemos día a día. Sin embargo, hay que analizar en qué nos tenemos que enfocarnos para poder ser una persona virtuosa y consolidar empresas y equipos virtuosos.

“Tenemos que dominar lo que hacemos de una manera extraordinaria, conectarnos con nuestras audiencias, emocionarnos y trasmitir esa emoción con la gente con la que trabajamos”, mencionó Felipe Gómez.

Explicó que uno de los puntos a considerar es la práctica constante de lo que hacemos, todos los días, tener disciplina y rigor para poder dominar nuestra actividad. En el caso de las empresas, muchas veces las personas se quedan en su zona de confort y no buscan en dónde hace falta aprender y/o profesionalizarse para hacer las cosas mejor. Si muchas compañías adquieren dicha disciplina, tendrán un mejor nivel de competitividad, tanto, que hasta podría cambiar la productividad de un país, ya que el desarrollo económico radica también en que las personas hagan de una manera virtuosa sus actividades laborales.

Mencionó tres aspectos importantes para implementar el virtuosismo en las empresas:

Magnanimidad. Pensar en grande para hacer el bien. Incentivar a los equipos para que ellos también piensen en grande.

Disciplina. Es la ejecución para que todo lo que hagamos sea cada vez mejor.

Perseverancia. Para alcanzar los objetivos.

Finalmente explicó que la excelencia operacional es el pilar de una compañía exitosa y la única forma de conseguirla es con rigor, disciplina, constancia en buscar cada vez ser mejores, cuestionarse y sistematizar. También, pensar cómo conectarnos, trabajando en las actitudes, comportamientos hacia la realidad, tener empatía con la gente que nos rodea y la actitud de servicios.  Asimismo, trabajar en las emociones, hacer nuestras actividades con pasión por lo que hacemos, y después de poner en práctica estos aspectos, podemos considerar a una empresa virtuosa.