Compartir

Este 3 de diciembre, IBTM Americas y ExperienceXR, presentaron su evento virtual “The State of the Art, virtual showcase; el cual ofreció una serie de ponencias para la industria de los eventos, mostrando las nuevas tendencias suscitadas a raíz de la crisis sanitaria de COVID-19.

De la mano de expertos en materia, la audiencia pudo disfrutar de más de 5 horas de contenido exclusivo en materia de organización de eventos; abarcando la producción y diseño de eventos, la innovación y creatividad en la realización de los mismos; temáticas de inclusión, de liderazgo, y hasta una experiencia de tequila llevada por la OFVC Guadalajara y Casa Cuervo.

En este contexto, el CEO de Event Management Institute, Raimond Torrents, compartió su ponencia “Creatividad e innovación más allá del COVID-19: la nueva creatividad en los eventos”; a través de la cual explicó 6 tendencias resultantes de la pandemia de coronavirus en el mundo.

La primera de estas es que las personas se hallan más vulnerables en su entorno. Es por eso que la importancia del cuidado del medio ambiente cobra más relevancia ahora más que nunca. Procurar la sustentabilidad en los eventos hoy ya no es solamente una opción, es imperativo realizarlo, para reducir en lo posible la huella de carbono que resulte de la organización de eventos.

“El público lo demanda, la sociedad lo demanda. Esto afecta directamente a la creatividad porque se acentúa la necesidad de actividades verdes, la gastronomía de temporada y de proximidad adquieren una relevancia máxima; la reutilización de materiales es prioritaria, se buscan medios de transporte alternativos para evitar el transporte aéreo, porque casi el 80% de la huella de carbono de loe eventos viene del transporte aéreo”, clarificó el conferencista.

Así también, el tema del cuidado de la salud y el de la seguridad sanitaria van ligados a la cuestión de sustentabilidad, y son tendencias que han llegado para quedarse, de acuerdo con Raimond Torrents.

Otra de las tendencias es que las personas se volvieron más emocionales. En palabras de Raimond, la contingencia nos situó en el epicentro de nuestras zonas de confort; por la cual inconscientemente hemos estado eliminando las barreras psicológicas defensivas, mismas que hemos construido con el paso del tiempo para defendernos de las agresiones del entorno. Hoy no están más con nosotros.

“Ahora el entorno no es agresivo, entonces las barreras psicológicas no son de ayuda. Y esto tiene una consecuencia a corto y a mediano plazo: un aumento de la sensibilidad emocional. Y los mensajes emocionales son el ariete de los eventos para llegar a las audiencias. Por lo tanto, todo es susceptible de un tratamiento creativo. Porque para el público, el evento es un plano-secuencia, y los mensajes asociados a emociones fuertes son mucho más fáciles de recordar”.

Otra tendencia es la necesidad del contacto humano entre las personas. La pandemia vino a enclaustrar a las masas para evitar la propagación del virus; y fue aquí donde las personas notaron la ausencia de la interacción presencial, muy necesaria para la estimulación de los sentidos y en general del bienestar físico y emocional. Por ello, los eventos presenciales se harán más “físicos” en los tiempos post-COVID.

“Vamos a necesitar de más actividades en las que el público se relacione de forma libre y voluntaria. Se agudizará la demanda de actividades offline, más físicas que no requieran de ningún tipo de dispositivo electrónico; porque al final, le tecnología será digital, pero los humanos somos analógicos. Y eso traerá la ‘festivalización’, que es generar en un mismo espacio actividades diferentes, en función de los diferentes perfiles y estados de ánimo de la concurrencia”, señaló Raimond Torrents.

La cuarta tendencia se refiera a la importancia que adquiere el talento humano. “Ahora somos más importantes que nunca”. De acuerdo con el ponente, el factor humano es hoy parte fundamental de la mayoría de las organizaciones; inclusive con las personas que están en modalidad de home office.

“Por lo tanto, personalizar es imperativo y afecta a todos los elementos de un evento, incluso antes, durante el pre podemos hacer que la audiencia participe en la toma de decisiones de cómo se da el evento; a través de debates, o de votaciones, de workshops; y en múltiples maneras. Pero lo que está claro es que la gente se identifica con aquello en lo que cree, y un mensaje que se construye entre todos será propio de cada persona”.

La quinta tendencia refiere a la comunicación digital. Las personas han realizado un aprendizaje intensivo de las herramientas online. Sin embargo, a nivel creativo se presentan desafíos, puesto que estas herramientas son diferentes al lenguaje del evento presencial.

“El lenguaje del online requiere permanentemente un call to action, de pedirle al público que esté atento a la pantalla, que tenga la sensación de que no se pueden perder el evento”, aseveró Raimond Torrents.

Finalmente, la sexta tendencia se relaciona con la colaboración y empatía entre las personas. “Descubrimos que no estamos solos”, señaló Raimond.

Esta pandemia trajo consigo un nuevo escenario, donde se abrieron las puertas a nuevos servicios, a nuevos operadores y oportunidades de negocios.

Por lo que es necesario estar al pendiente de saber a quién se tiene cerca para colaborar, porque lo que viene ahora es la co-creación, la co-producción; entre diferentes actores del sector para establecer sinergias y generar más valor y eventos más eficaces.