Compartir

Seguro has escuchado en la expresiónCómo han cambiado las cosas’, y más en estos días, pero en el campo de los negocios y las ventas, creo que solo se ha adaptado a la nueva realidad con las nuevas tecnologías.

En los últimos cuatro meses se ha tenido más tiempo de hacer cosas que nos gustan, por ejemplo desempolvé un libro que tenía muchas ganas de volver a revisar. Bueno, ni siquiera es un libro como tal, más bien son unas fotocopias engargoladas, pero eso no es lo importante, sino el contenido.

Se llama “Contactos sin límite”, del autor Bob Burg, para quienes no lo conozcan es un prestigioso conferencista que combina sabiamente humor y entretenimiento con información y formación para sus clientes. Tal vez me digan anticuado, pero tiene varios temas que hoy son retomados por influencers y comunicadores.

Durante la lectura rescaté elementos básicos de ventas, y es que hoy nos recalcan que el seguimiento a los leads es fundamental, que en nuestro pitch de ventas sino logramos atraer la atención en al menos los primeros tres o cuatro segundos solo estaríamos perdiendo tiempo, y hasta nos enfatizan la necesidad de acercarnos a un mentor como algo primordial si queremos salir adelante.

Bueno, pues este autor nos habla de esas necesidades en su publicación en español de 1995, es decir, ya desde hace 25 años se planteaban de estos temas, incluso del tan ya conocido y avezado networking.

Cumplir con lo que se promete, desde una cotización o una llamada de seguimiento, así como de establecer una relación basada en buenos sentimientos, lo que hoy se conoce como ‘rapport’, son actividades que, si bien para muchos resulten nuevas, estas son fundamentales, ya que no son otras que buenas prácticas, y que se venían realizando desde hace mucho tiempo. Obviamente antes no había redes sociales, pero si había redes de contacto, que hoy la velocidad y la tecnología, ayudan a captar a más gente interesada.

También puedes leer: El juego de la inmediatez en la Industria de Reuniones.

Yo creo que muchos autores de ese entonces, en su termómetro más alto de ventas, si hubieran tenido en sus manos la actual tecnología, las ventas, los procesos de prospección y cierre tendrían otro matiz. Quién sabe que nos depare el futuro, pero podemos no dejar de lado que lo que se hizo bien una vez, se puede hacer cien veces más y mucho mejor.

¿Y si tal vez intentamos mandar una nota con nuestra foto, (aunque pareciera muy de antaño), usando el correo certificado, escrita a mano agradeciendo por la compra realizada? Esto, es algo que curiosamente pudiera valorarse más que un correo electrónico.

Pues si bien vamos a regresar a una nueva realidad, no olviden que las viejas prácticas están ahí, y en algún momento funcionaron, por qué no combinarlas con nuestra nueva visión de la vida.

________________________________________________

Luis Ernesto Martínez, Director General de Paradigma Meeting Planner