Compartir

Con excepción los residentes del estado de Nueva York quienes aún no son elegibles luego de ser el destino epicentro del coronavirus en la unión americana. Se ha dado a conocer que el próximo 6 de julio el programa de acceso a los Estados Unidos, Global Entry, abrirá una vez más los centros de inscripción para obtener este salvo conducto oficial.

Cerrado desde el 19 de marzo pasado luego de que se disparara con suma preocupación la epidemia en este país misma que hoy registra 2,537.636 contagiados y 126,203 muertos, la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, dio a conocer que luego de que se flexibilizaran las restricciones y reactivaran las actividades en varios Estados de este país, el Programa Global Entry podía reiniciar sus actividades.

Te recomendamos G20 reunirá a ministros de turismo por tema de COVID-19

A este respecto el departamento de Seguridad Nacional expresó que los solicitantes aprobados condicionalmente para la realización de este trámite, podrán completar sus entrevistas en persona, programadas por adelantado, en los centros de inscripción del Programa de Viajeros de Confianza, de acuerdo con un comunicado de Aduanas y Patrulla Fronteriza.

De esta forma  a partir del 6 de julio entrante, y con un costo de $100 dólares se permitirá que los viajeros internacionales volverán a entrar en los Estados Unidos por medio de Real ID que les permitirá acceder de forma expedita impuesto por el Congreso estadounidense después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Para ello, tanto el personal del centro de inscripción como los solicitantes deberán usar máscaras protectoras en todo momento. Eliminándose así la utilización de documentos y formatos de inicio así como algunos puntos de contacto, y adoptando medidas de distanciamiento social, mientras que los asientos se han reducido y colocado en una zona de espera adaptada, colocándose de igual forma barreras protectoras en los mostradores de servicio.

Asimismo, como parte del Trusted Traveler Program (Programa de Viajeros de Confianza), todos los solicitantes continuarán registrando todavía sus huellas digitales durante su entrevista para completar el proceso de inscripción, algo que aunque requiere contacto con un área frecuentemente tocada, será un requisito indispensable por ley y por seguridad de ese país.

Por ello la agencia ha comprometido a aumentar la frecuencia en limpieza de las superficies de huellas dactilares en los centros de inscripción.

Finalmente se dio a conocer que desde febrero el Departamento de Seguridad Nacional anunció la negativa a que a los neoyorquinos no se les permitirá inscribirse en el Global Entry así como en otros programas que permitan a los viajeros examinados y de bajo riesgo entrar más fácilmente en los Estados Unidos o cruzar sus fronteras.