Compartir
Kamala Harris

El comienzo de la nueva administración en Estados Unidos en enero del presente, marcó el regreso del partido demócrata al poder, de la mano de varios cambios sustanciales en la vida política del país de las barras y las estrellas. Y esta nueva visión de nación ante el mundo sí pondera la inclusión de género, al grado de que, por vez primera en la historia de la unión americana, una mujer ocupa la vicepresidencia. Hablamos de Kamala Devi Harris.

La nueva vicepresidenta de los Estados Unidos es la viva representación de la pluralidad, dado que Kamala es de origen indio y jamaiquino. Cursó la carrera de Ciencias Políticas y Economía. Sus credenciales también incluyen la licenciatura en Derecho por el Colegio de Leyes de la Universidad de California. En 1990, Kamala comenzaría su vida profesional en la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Alameda, California, como fiscal de distrito adjunta; cargo que ocupó hasta 1998.

Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos.

Dos años después, ingresó a las filas de la Oficina del Fiscal de Distrito de San Francisco como jefa de División de Vecindarios y Comunidades; para comprobar el cabal cumplimiento del código civil. En 2004, Kamala logró ascender a fiscal del Distrito de San Francisco, y durante ese periodo lanzó el programa Back On Track, un proyecto de reinserción destinado a delincuentes no violentos sin antecedente criminal alguno.

En 2007, Kamala Harris fue reelecta como fiscal de San Francisco, y dada su popularidad y su carrera en ascenso, el New York Times la calificó en 2008 como una de las mujeres presidenciables para Estados Unidos. Tres años más tarde, en enero de 2011, Kamala Harris se convirtió en la primera mujer afroamericana y surasiática en jurar como Fiscal General del Estado de California; posición que repitió en 2014 tras ser reelegida.

Quería proteger a los vulnerables. Por eso decidí ser fiscal”.

Llegada al Senado

Derivado de este gran desempeño, Kamala anunció su postulación al Senado de los Estados Unidos en 2015, escaño que logró en 2016 para comenzar funciones al año siguiente. De esta manera, Kamala Devi Harris se convirtió en senadora junior por el Partido Demócrata en el estado de California.

Su gestión se vio marcada por su lucha en favor de los derechos de los indocumentados, así también por su política propositiva en torno a la legalización de la marihuana; por la reestructuración de un sistema de salud y por su férrea postura para prohibir la comercialización generalizada de armas de fuego de alto calibre.

En 2019, ante más de 20 mil seguidores, Kamala Harris anunció su campaña presidencial por el Partido Demócrata. Cabe señalar que su hermana, Maya Harris, formó parte del equipo de campaña presidencial de Hillary Clinton.

Sin embargo, en diciembre de ese mismo año, Kamala declinó y en marzo de 2020, se adhirió a la propuesta de Joe Biden, quien a la postre ganaría la elección presidencial, no sin antes elegir a Kamala como compañera de fórmula, tras contender contra ella por la candidatura en un inicio.

La vicepresidencia

Así, una vez más Kamala Harris hizo historia al ser la primera afroamericana y surasiática en lograr la vicepresidencia de Estados Unidos en enero de 2021; situación que la coloca hoy más que nunca como una gran alternativa para ocupar la presidencia del país.

La llegada de Harris a la vicepresidencia se dio en un momento crucial, bajo el contexto de conflictos raciales que escalaron en importantes disturbios; además de la pandemia de COVID-19 que hoy ya cobró más de medio millón de vidas en EU; sin mencionar la agenda verde para combatir el Cambio Climático, puesto que el mismo presidente Biden anunció el retorno al Acuerdo de París en materia ambiental.

Una de las primeras acciones que ya está trabajando Kamala es el tema de la reforma migratoria, la cual tiene como propósito el de apoyar a los millones de residentes indocumentados en Estados Unidos a obtener la ciudadanía.

Por otra parte, también tendrá la tarea de coadyuvar en la transición energética del país, donde se perfila una importante proyección a la generación renovable por encima de los combustibles fósiles en pro de reducir las emisiones de carbono en el sector industrial; dado que una de las banderas del gobierno de Biden es procurar el camino para que EU alcance la neutralidad de carbono hacia 2050.

Girl power

La elección de Kamala Devi Harris como vicepresidenta de Estados Unidos se traduce en el comienzo de una política de inclusión sin precedentes no solo en ese país sino en el mundo entero; al tratarse de una de las mayores economías en el orbe. Kamala sí representa a las minorías, al tener raíces propias de la inmigración; aunado a las políticas que la han caracterizado a lo largo de su trayectoria, su nombre remite a la equidad de género, diversidad y justicia racial.

De hecho, la administración de Joe Biden ya anunció la creación del Consejo de la Casa Blanca sobre Igualdad de Género; nueva figura que estudiará la ideación de políticas bajo la lente de la equidad, en género, raza y etnia. De esta manera los recursos del estado se asignarán con mayor igualdad y eficacia a los diferentes programas y proyectos, incluido el de la vacunación contra el coronavirus.

Por tanto, Kamala Devi Harris representa ese halo de esperanza para todas las mujeres, para la gente indocumentada, o descrinada por su color, origen, creencia y hasta preferencia sexual. Hoy sí se ve posible el “sueño americano”, o la visión de una nación unificada por la que muchos luchadores sociales inclusive dieron sus vidas.

Así lo confirmó la misma Kamala en su discurso de victoria: “Aunque pueda ser la primera mujer en ocupar este cargo, no seré la última. Porque todas las niñas pequeñas que hoy están viendo esto pueden ver que este es un país de posibilidades”.

Por lo que, su liderazgo abrirá sin duda el camino para muchas mujeres y niñas en todo el mundo que quieren pensar en grande.

Kamala Harris con una niña cuya madre es una inmigrante de Mozambique. | Alex Wong/Getty Images.

Durante los días posteriores a la elección de Kamala Harris, varias publicaciones en internet mostraban a niñas afroamericanas portando camisetas con la leyenda “Mi vicepresidenta es como yo”; imágenes compartidas por mamás orgullosas de quien hoy las representa.

*SIGUE LEYENDO*Gloria Guevara, liderazgo en tiempos de cambio