Compartir

«Este es el momento de los hechos, no del miedo. Este es el momento de la ciencia, no de los rumores. Este es el momento de la solidaridad, no del estigma». Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud.

Una vez más y en pleno inicio de la segunda década del siglo XXI, la población global así como los mercados internacionales se encuentran atentos a lo que parece podría convertirse en un problema de inestabilidad global, política y económica mucho más compleja a las desarrolladas por nuestra cada vez más lamentable clase política, y esta no es otra que el combate a un virus capaz de desestabilizar todo por donde se albergue.

Conocido como coronavirus (2019-nCoV), de origen mucho más peligroso que la influenza (AH1N1) que padecimos en 2009, el coronavirus es un patógeno que ataca las vías respiratorias, por lo que su transmisión persona a persona, resulta ser mucho más preocupante que otros males como lo fueron la Zika o el Sars hace unos años.

Actualmente no resulta claro qué tan rápido o verosímilmente se está propagando entre las personas dadas las estrictas medidas prevención que se han tomado en las 40 provincias chinas impactadas por el virus, hoy ya son 25 países que han reportado pacientes con este virus. La Industria de Reuniones internacional ya ha comenzado a establecer protocolos y medidas de reacción en contra este organismo que de no tomarse en cuenta SERIAMENTE!, volverá a tomar al país así como a su sector empresarial tal y como lo hizo el AH1N1, en una total ignorancia.

Ya que si bien en ese entonces el AH1N1 pudo ser contenido gracias a una vacuna ya existente, me gustaría preguntarle ¿qué tan confiable le resulta hoy, tener como vocero principal al gobierno federal e instituciones de salud que hoy tenemos, cuando se habla de un virus mortal? La respuesta es suya.

MICE vs Virus

De modo que declarado recientemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) comoemergencia de salud pública de importancia internacional”, diversos sectores del sector MICE Global han comenzado a solicitar al sector internacional en este rubro, informarse lo mejor que se pueda, mantener la calma y estar preparados para que la economía, así como la sociedad en general no caiga en falsos rumores, pero tampoco en discursos mesiánicos que hablen de no está pasando nada, de que no hay nada de qué preocuparse o que simple y sencillamente se tienen otros datos.

Y es que al no contar con elementos de certeza claros y confiables ante este hecho, hoy los mercados internacionales buscan reforzar uno de los eslabones más débiles de la cadena económica, la Industria de Reuniones. De la que dependen un sin número diversas ramificaciones en su cadena de valor, donde el elemento ‘cara a cara’, es el principal factor de negociación, educación, actualización y networking.

Que hasta el momento ha arrojado la adopción de medidas referentes a las restricciones de algunos países con respecto a recibir vuelos desde y hacia China, y en el que se ha recomendado evitar los viajes a este país y muy especialmente a la provincia de Hubei y Wuhan, una ciudad de 11 millones de personas donde se ha originado dicho virus.

Con hasta el momento un reporte de 68 casos referentes al coronavirus en diversas partes del mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este virus ha comenzando a mermar la industria de ferias comerciales de China. Pues según un estudio de importancia económica del sector de eventos en este país realizado por Oxford Economics, destaca que su industria de eventos representa poco más de 132.4 mil millones de dólares en gastos directos, generando más 1.8 millones de empleos directos, capaz de convocar más de 213,816 millones de participantes.

Unidos contra el coronavirus

Y aunque aún resulta casi imposible saber cuánta inversión de mercado perderá China debido a esta emergencia, se estima que la industria de viajes ya está sufriendo importantes cancelaciones, tal como lo ha dado a conocer el proveedor de alojamiento STRrevelan, quien revela una caída en la ocupación hotelera del 75 % tan solo en un lapso de tiempo del 14 al 20 de enero, mientras que durante el período del Año Nuevo chino donde tradicionalmente se desarrollan grandes celebraciones, el mercado estadounidense a China ha experimentado un descenso del 48 % en visitas para 2020, lo que equivale a una pérdida de 4.6 millones de noches de hotel y 5.8 mil millones de dólares en gastos de visitantes aproximadamente.

A este respecto, Michael Kruppe, Gerente General de Shanghai New International Expo Center Co. (SNIEC), han publicado en el sitio web del recinto, la cancelación de todos los eventos del mes de febrero y en el que se lee:

“Entendemos profundamente que es un momento realmente difícil para todos los clientes de SNIEC, para nosotros mismos e incluso para toda la industria de exposición. En este momento especial, SNIEC está dispuesto a cooperar con todos los clientes para superar juntos los tiempos difíciles”.

Habiendo rumores de que incluso esta emergencia podría afectar también las expos de marzo y abril ya que habrá que enfrentarse a un remanente del virus de un periodo 6 meses a un año para su total contención. Los días festivos para las personas que laboran en SNIEC y la cadena de valor de las exposiciones se están prolongando debido esta situación, ya que en palabras de Kruppe, a los trabajadores del recinto no se les está permitiendo volver a trabajar sino hasta nuevo aviso.

En tanto la Directora Ejecutiva del World Travel & Tourism Council (WTTC), Gloria Guevara Manzo, emitió un comunicado el 24 de enero pasado expresando que aunque esto afectará a la industria de viajes y turismo, la comunidad internacional debe estar preparada para combatir el virus, por lo que destaca:

“Alentamos a todos los profesionales del eventos a tomar las medidas adecuadas para apoyar a las comunidades aún no afectadas. Así como a tomar decisiones responsables e informadas”. Y recomienda:

-Estar pendiente de las actualizaciones de la OMS sobre el virus.

-Responder en tiempo real los cuestionamientos e inquietudes que los asistentes puedan tener sobre su participación a un evento.

-Compartir recomendaciones saludables en sus redes sociales emitidas por la OMS.

-Anticipar con el mayor tiempo posible las inspecciones en aeropuertos y así estar también pendiente de las cancelaciones de vuelos.

– Proporcionar opciones para la participación virtual.

-Publicar en sus redes socio-digitales artículos referentes a las medidas de sanitarias y de protección contra el virus.

– Consultar un asesor legal en caso de impacto por el virus donde se detalle el seguro para eventos, contratos y políticas de reembolso.

– Preparar un plan de comunicación en caso de cancelación o aplazamiento de un evento,  para así mantener informados a los socios y participantes al mismo.

Medidas que aunque difíciles, ya han comenzado a implementarse en China para garantizar el bienestar de todos los involucrados en el sector de eventos, donde el Centro de Convenciones y Exposiciones de Hong Kong, destaca haber pospuesto dos grandes exposiciones como lo son The Pet Show y Education and Careers Expo, ambas originalmente programadas para febrero. Asimismo, el evento Domotex Asia / Chinafloor ha postergado su realización toda vez que estaba programado del 24 al 26 de marzo en el China Import and Export Fair Complex, Guangzhou. Sumando a ello la cancelación de la Conferencia UFI Asia Pacífico 2020, programada para el 5 y 6 de marzo en Macao así como el Foro de Innovación Digital, a realizarse del 4 de marzo. Asimismo, han determinado la suspensión de todos los eventos deportivos en Shanghái, incluido el Gran Premio de Fórmula 1 y Fórmula E en China.

En cuanto a los eventos cancelados por parte de UFI,  Kai Hattendorf, CEO de esta asociación ha destacado: «Sabemos que esto es decepcionante, pero siempre pondremos primero la salud y la seguridad de nuestros miembros y personas, sabemos que al igual que nosotros, muchas ferias comerciales han tenido que tomar la misma decisión. Y aunque en este momento, nuestra industria está llamada a hacer frente a esta amenaza, estamos viendo muchas exposiciones y eventos en China posponerse. Del mismo modo, que a nivel mundial, se están aplicando medidas de seguridad para evitar la propagación del virus, lo que también conduce a desafíos y espacios vacíos en exposiciones en todo el mundo”.

México: retos y oportunidades

En cuanto a las medidas sanitarias, si bien México tiene una cierta experiencia al tratar con casos de este tipo luego de la crisis de 2009 con el H1N1, uno de sus principales retos en cuanto a su contención será que las autoridades gubernamentales concreten la planeación de una comunicación clara, pronta y objetiva (empezando por el ejecutivo y pasando por las instituciones de salud) de las medidas a implementar así como de los protocolos de prevención que se deban desarrollar, tanto para la población en general como para la Industria de Reuniones, de modo que se deberá trabajar en la oportunidad y no en la opacidad, así como en mejorar la confianza del inversionista nacional o extranjero.

Asimismo, la cúpula empresarial y de reuniones del país deberán tener en cuenta que las medidas implementadas en China para controlar el brote se estima tendrán un impacto económico decreciente para el sector global de viajes, negocios y turismo de entre 10 a 19 meses dependiendo la efectividad de los mecanismos, según datos del World Travel & Tourism Council (WTTC), por lo que se tendrá que ser más creativo para invitar y promocionar la participación de nuevos mercados y actores para que se integren en el sector nacional, ya se desarrollará una considerable caída en la inversión, asistencia de grupos y expositores chinos a los eventos. Es decir, no habrá quién  nos abra la puerta en la operación toca puertas china.

Algo que ya ha comenzado a pasar factura en la feria de juguetes Spielwarenmesse en Nuremberg, Alemania, o bien en la cancelación del el Mobile World Congress, evento enfocado en la tecnología de la comunicación móvil, que se llevaría a cabo este mes en Fira Barcelona, y donde el bloque chino era el principal integrante con una asistencia 6.000 delegados. Que supondría una derrama de 492 millones de euros para la ciudad. Ha comunicado que hace unas horas la cancelación del mismo, perdiéndose así, más 28,000 de las 40,000 habitaciones de hotel en Barcelona que se reservarían para dicha feria, al convocar una asistencia de 110.000 visitantes así como la generación 14.100 empleos temporales.

Para México, la cancelación de la participación china en los eventos se espera que impacte en una inversión del orden de los 80,000 millones de pesos especialmente en sectores como el automotriz, tecnológico, eléctrico, agropecuario y electrónico según datos del Consejo Coordinador Empresarial.

Por otra parte, y como efecto de la dualidad que estos sucesos suelen traer consigo para otros mercados, las áreas de oportunidad que se vislumbran para el país debido a esta contingencia son varias. Y la principal será, insertar los sectores mexicanos en los mercados que dejará momentáneamente libres China debido al coronavirus, lo cual representará un factor ideal de crecimiento y en donde podamos superar cuando menos el “crecimiento del 1 % del PIB” estimado para 2020.

Asimismo, contar con la vecindad y la alianza comercial de Estados Unidos y Canadá y no así con China o el Sureste Asiático, le generará al país bonos importantes de oportunidad no solo de inversión en el sector agroalimentario e industrial, sino en el turismo y la realización de eventos internacionales, por lo que será necesario hacer hincapié en los procesos de profesionalización, capacitación y certificación de la cadena de valor de la industria, tanto a nivel personal como mobiliaria. Haciéndose necesario también por parte del gobierno, un trabajando decidido, frontal y puntualmente para disminuir los índices de violencia que se ven reflejados tanto en la percepción al interior como al exterior del país.

Finalmente, si bien los factores externos hoy son los elementos que podrán ayudar a mejorar los sectores productivos del país, el turismo, así como la Industria de Reuniones tendrán una gran oportunidad de crecimiento, pero para eso hay que comenzar a planear y trabajar ¡YA! Puesto que esto no durará mucho y la ´oportunidad la pintan calva’.

De igual forma, otra de las alternativas viables para el sector dadas las cancelaciones que están comenzando a darse por parte de la Industria MICE de China, está la necesidad de replantear los calendarios cuidadosamente para evitar afectaciones en inversiones ya hechas o planeadas, y apoyar con ello a los organizadores, para así, generar tranquilidad también a la cadena de valor, lo mismo que a los cientos de empleos directos e indirectos que las reuniones generan.

Tal como hoy oportunamente ha decidido hacerlo Tradex Exposiciones, quien es el realizador desde hace cuatro años de Expo China Home Life, el evento más importante de tipo comercial de productos y servicios de China en México, realizado en Expo Santa Fe, el cual durante tres días tiene una asistencia de 20,000 personas y que este año destaca su Director General, Marcos Gottfried: “No se suspende, sino que se posterga un mes más, trasladándose al 22 de junio con 1,200 expositores ya confirmados.

De modo que enfrentar este reto en completa calma, con la mayor información posible por parte de expertos y entidades internacionales especializadas, no solo ayudará a mantener un clima estable y de tranquilidad para la industria, los organizadores e inversionistas, sino para nuestros seres queridos, nuestros colaboradores, así como para el público en general en el país. Pues como bien refiere Kai Hattendorf, CEO de UFI.

Todos necesitamos encontrar soluciones que nos guíen hacia el futuro en las sociedades y economías, y también en nuestras exposiciones y eventos. ¡Trabajemos juntos para encontrar soluciones a los problemas y superar este reto!”.

Hagámoslo, informémonos y enfrentémoslo. Pues no hay nada mejor, que vernos en el piso de exposición.