Compartir

Con el objetivo de dar a conocer la relevancia de la implementación de protocolos generales de sanitización para la Industria de Reuniones elaborados por la Organización Mundial de Turismo (OMT) como por el World Travel & Tourism Council (WTTC), para la reactivación de esta industria y combatir con ello de igual forma la propagación del coronavirus.

La Asociación de CVBs de Latinoamérica & El Caribe, llevaron a cabo el 9° Conversatorio tituladoReactivación de Destinos”, un foro que permitió ver el panorama que la industria atraviesa así como los distintos elementos de participación y cooperación que este sector debe llevar acabo para su pronta reintegración de mercados internos y con ello preparar el escenario para la preparación y recepción de eventos internacionales.

Dejando en claro que si bien los protocolos diseñados en conjunto por la OMT como por el WTTC son instrucciones generales que los países deben seguir para atraer el mercado internacional. Será obligación de los destinos complementar la implementación de protocolos generales con requerimientos particulares que robustezcan la seguridad sanitaria del país y del viajero, con base a sus condiciones particulares como destino.

De esta forma, contando con la participación de José Ricardo Díaz Ardila, en cargado en la OMT en el área de Innovation and Digital y Transformation así como con Adolfo Reyes, Associate Membership Manager de la WTTC. Se destacó que tras el paro de las actividades de turísticas a nivel mundial, hoy en día y tras la escalonada puesta en marcha del sector en algunos países, solo 3 % de los destinos han reiniciado actividades turísticas, con restricciones de viaje y el mantenimiento de medidas y protocolos de higiene.

Crisis sanitarias y La Industrias de Reuniones

Y es que si bien de las 90 crisis registradas por la WTTC que van durante los periodos de 2001 a 2018, 36 % son debido a desastres naturales, 32 % por terrorismo y seguridad y 19 % a la inestabilidad política. Solo el 13 %, están directamente relacionadas con enfermedades como el SARS, MERS, EBOLA y actualmente el Covid19, por lo que el tiempo estimado de recuperación en el sector actualmente y debido a las presentes condiciones se estima en 19.4 meses. Todo ello dependiendo de la voluntad política y trabajo en conjunto de los gobiernos, el sector y su iniciativa privada.

Por lo que algunas de las medidas para acelerar gradualmente la reactivación de la industria de eventos y reuniones que se planteó dentro de este conversatorio fueron:

El remover las cuarentenas por estrictas medidas sanitarias antes, durante y después del viaje.

Adoptar medidas globales de sanidad e higiene para mejorar la confianza de los viajeros.

Implementar el seguimiento y los puntos de rastreo del virus para contener su propagación temprana y oportunamente.

Asegurar mecanismos estándares para atender necesidades en momentos de crisis, que facilite la colaboración entre países.

Desarrollar medidas de apoyo financieras y de liquidez en favor del sector para proteger el empleo y a los trabajadores.

Elementos que aunados una política prudente, lógica e inteligente que trabaje en conjunto con el sector, y que por supuesto no es el caso de México, podría llegar a mejorar el panorama de su recuperación a solo 10 meses.

En cuanto al futuro de la industria para los próximos 2 a 5 años se destacó que esta dependerá en gran medida del desarrollo de la vacuna, puesto que ello marcará un antes o un después para el devenir mundial, de igual forma se destacó que el sector deberá tender a volverse más hacia la sostenibilidad y propiciar un turismo más responsable para generar un menor impacto en sus eventos.

Sobre el trabajo de las CVBs, Bureaus u OCVs, ambos invitados apuntaron que si bien la crisis ha mostrado la diversificación de los destinos y las diferencias entre estos ya sean grandes y pequeños, esta es una oportunidad para los destinos nuevos, pequeños y diferentes para mostrarse como opciones destacadas para la industria de reuniones, los viajes de incentivo así como los congresos o convenciones.

Finalmente, tanto invitados como miembros organizadores de esta video conferencia coincidieron que si bien la diferencia entre protocolos será normal, entre países, sectores y destinos, el complementarlos con elementos globales les augurará una mejor transición hacia una próxima normalidad donde el retorno de turistas ya sea de placer o de negocios vaya tomando forma y pueda ir diversificándose.

Asimismo destacaron no dejar pasar una de las grandes oportunidades que esta crisis ha traído consigo, y que no es otra que  la unión y participación de la industria de una forma más reactiva, gracias a otro de los elementos que se convertirán en uno de los principales protagonistas de esta, la tecnología, y con ella todo un cúmulo de mayor conocimiento, estadísticas y necesidades de la Industria de Reuniones, puesto que el mundo depende del turismo en muchas medidas y una de ellas será próximamente, el de generar mayor información de gasto, preferencia, tendencias, y comportamiento antes durante y después de un viaje en el sector leisure o MICE.