Compartir

El XXVII Congreso Nacional de la Industria de Reuniones (CNIR) ya tiene nueva sede y esta es el complejo Mundo Imperial en Riviera Diamante Acapulco, en el estado de Guerrero, y se realizará del 25 al 27 de noviembre del año en curso. Así fue comunicado por el Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR) durante una rueda de prensa virtual, encabezada por su presidente Jaime Salazar Figueroa.

En exclusiva para Factor Meetings, Jaime Salazar declaró que, dada la situación de la pandemia de Covid-19 en donde la mayoría de los estados del país aún se encuentran en semáforo naranja y rojo, previamente se dialogó con el gobierno de Coahuila (sede original para el CNIR 2020), e infortunadamente no se tienen aún las condiciones necesarias para celebrar eventos multitudinarios en la entidad federativa.

Reitero mi agradecimiento a Coahuila y en particular a Saltillo, por todo el entusiasmo que pusieron para poder llevarse la sede del CNIR en este año”, señaló el presidente del COMIR.

A este respecto, se discutieron las alternativas para el futuro del Congreso en la Asamblea del COMIR, analizando las opciones de cancelación, o de la realización de un evento puramente digital, y finalmente el voto unánime fue el de generar un evento híbrido. “No solo tendremos las bondades del evento presencial, sino que tendremos la gran oportunidad que nos brindan las plataformas digitales para incrementar la asistencia”, recalcó Jaime Salazar.

El destino que levanto la mano para la realización de este nuevo congreso fue precisamente Acapulco, con Mundo Imperial, que tiene la sede para 2021 pero con cabida para alojar a la edición híbrida del CNIR en noviembre de 2020.

Palacio Mundo Imperial.

Las actividades originalmente planeadas para el evento en Saltillo, como las conferencias magistrales, los talleres, los cocteles, el networking, siguen en pie, pero ya alineados con el Manual de eventos en la nueva normalidad del COMIR, para garantizar la seguridad de todos los participantes.

“Durante este evento ensayaremos el propio manual del COMIR, mediante el cual incluimos los lineamientos que marca la autoridad nacional, estatal y municipal, pero también las buenas prácticas que hemos observado en el mundo de la Industria de Reuniones y algunas recomendaciones que hemos recibido para que el evento pueda ser seguro y exitoso”, clarificó Jaime Salazar.

COMIR presenta el Manual de eventos en la nueva normalidad

En lo que refiere al contenido educacional, este sufrió algunas modificaciones con respecto al inicial, atendiendo las nuevas necesidades de la Industria de Reuniones a nivel global, con ponencias que abordarán las tendencias derivadas de la pandemia, como los eventos híbridos, la tecnología para el trabajo a distancia, nuevos formatos educativos no presenciales, digitalización de audiencias, ciberseguridad, contratación de seguros, innovación y rediseño de empresas; entre otras materias de gran relevancia para el sector.

“Sobre el contenido, traíamos un plan original a principios de año, muy enfocado a temas de liderazgo, desarrollo de habilidades de meeting planners y destinos. Hoy hemos modificado el contenido para atacar la emergencia, y en lo estructural vamos hablar mucho de los protocolos sanitarios que cubran no solamente el tema de COVID-19, sino cualquier otro posible riesgo sanitario”, puntualizó Jaime Salazar, al tiempo de confirmar que los ponentes internacionales emplearán plataformas digitales para sus contenidos, ya sean pre-grabados o en streaming on-line.

Riviera Diamante Acapulco.

En el caso de que el CNIR se cancele debido a la situación de la pandemia, el presidente del COMIR confirma que se tiene un plan b.

“Estamos trabajando para que las cosas se den lo mejor posible, y en este sentido, para el peor escenario, nosotros estaremos listos para que inclusive con 48 horas de antelación podamos cambiar de un congreso presencial a uno 100% digital, porque ya tenemos las plataformas y los contenidos, ya tenemos los protocolos, el medio de pago en internet. ¿Por qué 48 horas antes? Para evitar que la gente se desplace y se encuentre con la sorpresa de que el evento no se llevará a cabo”, determinó Jaime Salazar Figueroa.

Durante la rueda de prensa virtual, se aclaró que las condiciones tendrán que ser óptimas en el destino en materia de COVID-19, con base en las indicaciones de las autoridades sanitarias a nivel federal, estatal y municipal, para que el Congreso pueda llevarse a cabo de manera presencial. En palabras de Jaime Salazar, la prioridad del COMIR es la salud y el bienestar de los asistentes al evento, así como de la comunidad anfitriona del mismo.

Recalcó la urgencia que se tiene para la reactivación de la Industria, pues esta es vinculatoria entre la demanda y la proveeduría para la consecución de negocios, para el desarrollo y transmisión de conocimientos, para la implementación de innovaciones y nuevas tecnologías, acciones que coadyuvan al crecimiento económico y social de México.

Palacio Mundo Imperial.

Salazar Figueroa destacó también la fortaleza de Acapulco como destino turístico y de reuniones, del gobierno municipal y estatal, así como del equipo que conforma Mundo Imperial, quienes se caracterizan por su gran expertise de clase mundial en la organización de eventos y hospedaje.

Por su parte, el Secretario de Turismo de Guerrero, Ernesto Rodríguez Escalona, ratificó el compromiso del gobierno estatal para salvaguardar la seguridad sanitaria de los asistentes al Congreso, para lo cual se atendrán todos los protocolos necesarios en pro de garantizar las mejores condiciones en salubridad, ofreciendo los más altos estándares.

En este mismo sentido, el presidente de la Asociación Riviera Diamante del Pacífico, Seyed Rezvani, aseguró que el CNIR será un evento de clase mundial que accionará como punta de lanza para el regreso de la Industria de Reuniones y de la economía nacional tras el paso del Coronavirus.

También se informó que la pandemia de COVID-19 ha afectado a la IR en todo el mundo, pues de las 72,000 reuniones programadas a principios de año, 56,000 de estas fueron canceladas. De acuerdo con el reporte del COMIR  ‘La Industria Mexicana de Reuniones y Eventos en Cifras Proyecciones 2018 – 2020’, el sector alcanzará el 1.41% del PIB nacional, una cifra inferior a lo logrado en años pasados.